Reloj Júpiter

  • 53
  • 0
  • 0
  • El Reloj Júpiter
    Es tu hora
  • Este era el eslogan con el que se apostaba desde Shackleton para ganar el concurso de Júpiter, seudónimo de la actual Bankia.

    Y si era la hora de las personas, quería decir que era la hora de María, la hora de Pedro, la de Cristina, o la de cualquier persona que se te ocurriese.
     
    Por tanto, había que realizar una acción por y para las personas. Algo que nos permitiera emprender, de alguna manera, un viaje juntos.
     
    Partiendo de que todo viaje lleva su tiempo, este sería, precisamente, a través del mismo. Una travesía de la mano, persona a persona, segundo a segundo, hasta desembocar en una nueva banca.
     
    Y qué mejor símbolo para ese camino que un reloj.

    Un reloj en el que cada cliente correspondería a un momento del tiempo.

    Un reloj que representaría ese viaje hacia el futuro de las finanzas.
     
    El Reloj de Júpiter, la que hubiese sido la última gran construcción de Madrid, con un tamaño que hubiese hecho honor a su nombre.