Add to Collection
About

About

Exposición Colectiva de Fotografía VEINTICUATRO. México, D.F. Septiembre 2013.
Published:
Exposición Fotográfica Colectiva.
 
Casa del Cine. Uruguay 52, Centro Histórico, Ciudad de México.
 
Septiembre - Octubre 2013
 
Entrada libre.
Luis Pimentel (México, 1988)
Maniquí, 2013.
Serie: Vas a ver / Colección: Silvertronic (Silver Félix)
 

 
Luis Pimentel (México, 1988)
El Juicio, 2012
Serie: REMANENTE Ingerir-Digerir-Excretar
 
En la década de los 90's se acuñó el término ficción transgresiva por el crítico literario Michael Silverblatt en Los Angeles Times, para describir un género de ficción que exploraba gráficamente hechos y acciones tales, como prácticas sexuales aberrantes, violencia urbana, relaciones familiares disfuncionales y uso de drogas. Para describir estas novelas se usaron calificativos como «subversivo», «vanguardista», «crudo» y «pornográfico».

La ficción transgresiva hunde sus raíces en las novelas de William Burroughs y del Marqués de Sade. Entre sus practicantes contemporáneos está Dennis Cooper, autor de Try, una novela cuyo personaje principal es un adolescente que ha sufridoabusos sexuales, con un amigo heroinómano y un tío que realiza vídeos pornográficos. La obra de James Robert Baker ha sido también clasificada como ficción transgresiva. Sus novelas estaban frecuentemente pobladas de personajes psociópatas y nihilistas que tomaban parte en comportamientos como el consumo de drogas duras, incesto, necrofilia y otras prácticas tabú, incluso llegando a cometer actos de violencia extrema y surrealista.
 
Yéndonos cuatrocientos años atrás, para ser más exactos entre 1571 y 1610, la transgresión en el arte tuvo su auge en las pinturas renacentistas de Caravaggio. Un hobre es decapitado en su dormitorio y del profundo corte en el cuello salta un chorro de sangre. A una mujer le disparan una flecha en el estómago a quemarropa. Las imágenes de este pintor detienen el tiepo, pero también parecen estar suspendidas al borde de su propia desaparición. Caravaggio fue un transgresor social y sexual, que a cuatrocientos años de distancia se ha convertido en un mito romántico del renacimiento italiano.