Add to Collection
About

About

Siguiendo la orilla del río la noche me reveló un antiguo pasaje. -Instinto y sangre. En armas nos levantamos, al ritmo de tambores de guerra mar… Read More
Siguiendo la orilla del río la noche me reveló un antiguo pasaje. -Instinto y sangre. En armas nos levantamos, al ritmo de tambores de guerra marchamos. Rumbo al templo, sin esperanza.- Entendí entonces que para encender al espíritu primero se deberá incinerar al dogma y todos sus dioses... Sin esperanza, una llama oscura guiará el último baño de estrellas fugaces. Read Less
Published: