Add to Collection
About

About

Con: Carla Padovani
Published:
Manifiesto Argentina Marca País: La vuelta al mundo en 23 provincias.

Aduanas y fronteras, qué buen dolor de cabeza. Incertidumbre, control, papeles, documentación, certificados. Retenidos, discriminados, detenidos, “zafantes” y pasantes. La verdad  es que las emociones y situaciones que se desprenden de la linda experiencia de conocer otras culturas y países se ven afectadas por estas severas aduanas que nos generan nervios, tensión y momentos de mierda.
¿Que pasaría si existiese un mundo de repúblicas  sin limitaciones ni privaciones?  ¿Como sería si en él pudieses experimentar con todos los elementos de la naturaleza y sus diferentes culturas y costumbres, sin ningún tipo de limite como obstáculo?
Te moverías libremente. Te levantarías una mañana con ganas de romper la rutina, te alejarías de las luces, el ruido, la ciudad cubierta de edificios, de los días de shopping, de las noches de teatro y boliche. 
Viajarías a la playa con un libro de Borges o quizás con el disco de Soda Stereo en la mochila. 
Te permitirías conocer la montaña, escalarla a pie o a caballo, y admirar todo un mundo desde arriba compartiendo un mate con un amigo. 
Te darían ganas de levantarte temprano/, de salir a recorrer paisajes blancos y experimentar deportes de extrema adrenalina aunque te caigas mil veces. 
Tomarías el coraje para encontrarte cara a cara con el diablo en una de las maravillas naturales del mundo.
Te preguntarías por qué en este “mundo” la gente te saluda con dos besos en la mejilla, por qué te llaman “boludo” como si no tuvieses nombre, por qué a las mujeres les levanta tanto el autoestima pasar frente a una obra en construcción, por qué a los amigos se los llama hermanos, y por qué desconocidos se abrazan después de un gol.
Si estuvieras en un mundo donde los límites no existieran... Dejarías de perder tiempo en las aduanas, que demasiado corta es la vida como desperdiciarla en ellas.