LUNA, THE MUSE (Luna, la musa)

  • 422
  • 13
  • 1
  • Luna, the muse (Luna, la musa de consomi)

  • LUNA, el espíritu de LA MUSA
    Probablemente, en otros textos de tipo biográficos he mencionado a LAMUJER como el personaje principal del cuerpo de mi obra autoral. Incluso hasido motivo del sustento de mi trabajo comercial, como fotógrafo de modadurante varios años, en el que la mujer tiene un lugar de ineludibleprotagonismo, y sin duda es el target de la mayoría de las marcas y empresas deesta industria. Y justa razón tiene la moda para objetivarla, pues es cosa deobservar su comportamiento, lleno de vanidad y coquetería muy propio como viene"de fábrica" e intrínseco a su naturaleza. Además está provistagenerosamente de belleza y una conformación arquitectónica-geométrica única enla especie humana.
    Las musas, eran, según los escritores más antiguos, las diosas inspiradoras de la música y, según las nociones posteriores, divinidades que presidían losdiferentes tipos de poesía, así como las artes y las ciencias. Originalmente fueron consideradas ninfas inspiradoras de las fuentes, cerca de las cuales eran adoradas...
    No toda mujer es en sí potencialmente una MUSA, rol en mi opinión decierta exclusividad, pues son varios los requisitos que debe tener para tansemejante personaje. Por una parte ser carismática, y en igual medida de unasensualidad capaz de seducir las inquietudes estéticas de su artista-autor,además de confabular en el idioma, con los mismos códigos de comportamiento enlos que se involucra la complicidad en la amistad y en la elocuencia en eldeseo...
    LUNA comenzó su relación conmigo como modelo de moda y retrato, y laempatía fue tal, que el progreso en el lenguaje, casi no participaban palabrasdirectas ni la especificación de directrices. Sólo las señales más primitivas erannecesarias para afianzar el íntimo coloquio que todo creador quiere tener consu diva inspiradora. Todo esto reforzado en mi identificación con su bellezaque representa perfectamente mis parámetros y propósitos.
    De manifiesto está en las imágenes de diversas situaciones delcotidiano en mi hogar, algunas en otros territorios también y en un período nomenor de 12 años. Se le puede observar como la chica sex-symbol y al borde delo pornográfico, y así también en la espontaneidad natural de su fraternal sonrisa.Los diferentes aspectos (looks) de su parte también delatan las distintasépocas en que la fotografié, con distintas técnicas, lentes y formatos, en sumayoría fotografías análogas en 35 mm, muchas de ellas sin revelar aún...
    Constituye un verdadero y exigente referente para las futuras divasque postulan o pretenden un lugar en mis sesiones y muchas veces me jacto de sutalentosa fotogenia con frases como: "La empujo hacia el suelo y mientras vacayendo, le hago click y sale preciosa..." como para calificar o aleccionara las sucesoras.
    La musa es guardiana del patrimonio íntimo creativo, es iconográfica yla fiel representante de las obsesiones del artista, de su mirada e imaginería.No es transferible ni heredable.

    Consomi
    ,Sept 2012.