Add to Collection
About

About

Me inserta dentro del interrogante acerca del carácter introspectivo del hombre, reflexionando sobre ese hombre moderno que hace parte de mí, pla… Read More
Me inserta dentro del interrogante acerca del carácter introspectivo del hombre, reflexionando sobre ese hombre moderno que hace parte de mí, planteándome preguntas. La representación de ese personaje refleja la construcción familiar y social. Read Less
Published:
En la s fotografias de Jairo Acosta hay, tal vez, mas preguntas e incónictas que asuntos resueltos o afirmaciones acerca de algo en particular, de ningun paisaje, de ninguna escena, de ningún relato o historia.
este personaje (¿estos personajes?) se enfrentan a sí mismo y asume su caída, su vacío, la distorsión de su rostro como si se tratara de una metáfora, de una recreación de su propio ser y no de la representacion fidediga, sin duda inecistente. ¿por qué estas imagenes y no unas que no nos dejen extrañamientos, que no nos confundan o problematicen? Sin duda por que ya no somos así y, por lo tanto, el arte no es así: claro, definido, sin preguntas.

El carácter simbolico que simpre asume el arte porque él, de cualquier manera, es abstracción, le imprime la pregunta, lo deja ver desde varias perspectivas, nunca en una sola dirección. Como en estas fotografias, donde el carácter subjetivo de su planteamiento formal da como resultado, a su vez, un plantamiento interior por parte del espectador. lo que expresa el artista lo hace desde preguntas, no desde las definiciones.
el arte desea lo único, está hecho de la singularidad que, a su vez, no cree en las cómodas clasificaciones.
La mirada del personaje de estas fotografias es un salto al vacío, no la trasparencia que, hoy, a la luz del tiempo que corre, es una utopía. pero a la falta de la luz no le opone oscuridad: le plantea una pregunta, muchas preguntas tal vez.

no obstante el arte no es retórica sino síntesis, concisión, unidad. la imaginación del artista corre parejo con la trascendencia de sus ideas. El resultado es una obra inquietante que se asume en sus formas los elementos nesesarios para decir, bajo el lenguaje de la multicidad de sentidos, parte de lo que ocurre en el tiempo que vivimos.

                                                                                                                                                                Luis Germán Sierra J.
Nota: Las dimensiones de la obra oscilan entre, 90 x 120 cm