GENESIS

  • 189
  • 14
  • 2
  •  
    Quise que las manos empezaran las puntadas,  que comenzaran a bordar una red en mi rostro seccionando mi manera de ver y mi manera de expresar, pero a tales nudos decidí cometer el pecado original de allí renace dentro del vientre de la madre tierra el ángel caído  hipnotizado al crecer enfrentándome a mi propios demonios que me convertirían en líder de mis prejuicios y negaciones en un espacio de aprobados contrastes.
  •  
    Ilustración para el salón imagen palabra 4