Add to Collection
About

About

Cada que salgo a la calle, llama mucho mi atención, aquellas personas que seguido nos topamos en los semáforos, restaurantes, autobuses, etc. que… Read More
Cada que salgo a la calle, llama mucho mi atención, aquellas personas que seguido nos topamos en los semáforos, restaurantes, autobuses, etc. que salen todos los días a buscar una moneda para poderse llevar el pan a la boca y en ocasiones hasta a su familia. La cotidianidad de los días los hacen invisibles, pasan desapercibidas ante el transeúnte que tiene ya sus propios problemas personales y que prefiere no tener que lidiar todavía con este problema con el que ya estamos familiarizados todos, la pobreza. Read Less
Published:
El Parabriseño
Cada que salgo a la calle, llama mucho mi atención, aquellas personas que seguido nos topamos en los semáforos, restaurantes, autobuses, etc. que salen todos los días a buscar una moneda para poderse llevar el pan a la boca y en ocasiones hasta a su familia. La cotidianidad de los días los hacen invisibles, pasan desapercibidas ante el transeúnte que tiene ya sus propios problemas personales y que prefiere no tener que lidiar todavía con este problema con el que ya estamos familiarizados todos, la pobreza.