El Matrimonio Ambulante
1069
41
5
Add to Collection
About

About

Documentary project Musuo community
Published:
Atravesar montañas y carreteras obstruidas  por los fragmentos de piedras que sellaban  las vías  de Yunnan después que  esta provincia de China, ha sido azotada por los terremotos de estos días, aún me generó mas expectación por llegar a este mágico lugar envuelto  entre montañas y llamado el Lago Lugu Hu.
 
Hay una historia que cuenta que dos dioses se amaban y cada noche se veían pero al amanecer se separaban.
Un día uno de los dioses se quedo  demasiado tiempo  disfrutando del amor,  cuando apareció el sol  la maldición se hizo sobre él,  lo petrifico y convirtió en las montañas que rodean este lugar. Su  amada al ver lo que sucedió lloró y lloró hasta que sus lagrimas se acabaron convirtiendo en el lago que nació en el centro del cuerpo  convertido en montañas.
 
Estas cristalinas y misteriosas aguas son adoradas  por las ancestrales comunidades Musuo que viven alrededor de él  y en su lengua  autóctona  tiene el nombre de Shinami.
No solo es fuente de inspiración y adoración en sus creencias religiosas sino que en ella viven los peces y flores que flotan sobre las aguas, siendo un principal ingrediente en la alimentación de esta población.
 
 
Turistas chinos visitan el lago pero en un momento de rosas y juegos una mujer les tira agua para jugar con ellos. La minoría Musuo tiene una clara influencia económica por parte del turismo chino que visita su zona, tanto por sus atractivos paisajes como por su cultura, pero sobretodo por sus mujeres ya que los turistas buscan ese amor ambulante del cual tanto han escuchado hablar.
 
 
Retrato a una Mujer Barquera Musuo, que junto a la orilla espera que lleguen los turistas para llevarlos. Normalmente hay el mismo numero de barcas que el numero de familias, cada día un par de personas de cada familia ayudan remando y hasta las islas del lago, de esta forma les cobran por el transporte. Al final del día el dinero total que se ha recaudado, se reparte entre todas las familias que han participado.
 
 
Los Barqueros es un negocio que forma parte de cada família de la comunidad, cada día una persona o dos de cada casa, se dedica a remar para llevar a los turistas que quieren visitar las partes del lado. Al final del día el dinero obtenido se reparte entre todos los trabajadores, si alguans famílias han sufrido por el terremoto o no pueden comer, se destina ese dinero para ellos y así siempre se ayuda a todas las personas de la comunidad.
 
 
Retrato a un agricultor Musuo, su casa se ha destruido a causa de los terremotos que han sacudido la zona, ahora vive en una tienda de campaña él junto a su familia. Es una provincia que siempre ha sufrido movimientos sísmicos y la propia comunidad Musuo se ayudan entre ellos, aportando alimento y dinero a las persona a los más necesitados.
 
 
Pimma, tiene 16 años, es hijo de Naka, una Musuo que por las mañanas trabaja el campo y por la tarde de preparar y les sirve la comida para los grupos de turistas que van a comer a su casa, además de entretener las visitas con canciones folklóricas de su cultura también les deja ropa típicas de la minoría para que se vistan y se hagan fotos con ellas. Su hijo es un adolescente que por las noches baila alrededor del fuego para los turistas.
 
 
 
El Pato es un elemento típico dentro de las casas Musuo, forma parte de su cultura y siempre reside en los comedores donde cuida de los comensales, es gran parte de su alimentación y parte de su adoración.
 
 
Una gran celebración por un nuevo miembro de la comunidad Musuo en Xiao Luo Shui; Padre y Madre presentan a; su hijo en sociedad; una fiesta mezclada por grandes cantidades de alcohol y comida; estos hombres se reunían en una mesa donde cantaban y bailaban junto a personas de otras partes para celebrar este nuevo integrante.
 
 
Dintzi de 7 años, espera mientras ha colocado una serie de trampas en el lago para capturar a peces que se cuelen en ellas, en esa caída de la tarde. El lago es una fuente de alimentación e inspiración donde las personas se alimentan de los peces y muchas personas se quedan horas sentadas observando el mágico paisaje.
 
 
Los turistas Han se fotografían con los Musuo que llevan la ropa folklórica, en el baile donde después todos danzaran alrededor del fuego. Es un elemento muy turístico que sigue siendo un reclamo para que el turismo interior chino venga a visitar esta minoría tan popular entre ellos.
 
 
Fung Shen de 68 años forma parte de esos antiguos militares de la Guardia Roja que vive en esta provincia. En los tiempos de Mao eran enviado a esta provincia porqué el gobierno quería acabar con este tipo de sociedad, creían que la mejor opción para hacerlo era que los chinos Han mantuvieran relaciones con los Musuo para cambiar esa cultura y su forma de concebir las relaciones matrimoniales.
 
 
Mujeres mayores Musuo, se reúnen alrededor del templo donde hablan y sobretodo después de los terremotos que azotaron, se reúnen mientras van recitando oraciones alrededor del templo como protección para que no vuelvan a sentir ese terremoto ni les ocurra nada malo.
 
 
Las mujeres Musuo, las bailarinas y cantantes, se escriben mensajes con sus teléfonos de 3a generación, vía whatsapp, los nuevos tiempos de la comunicación entre hombres y mujeres.
 
Tiempo atrás cuando a un hombre le gustaba una chica, bailaban alrededor del fuego, si se gustaban, el chico le quitaba un pañuelo que atado a su cintura, si ella se lo dejaba quitar, él por la noche iría a devolverlo a su habitación.
Ahora esta practica ha cambiado con los tiempos actuales y la tecnología.
 
 
Una joven Musuo que está en la puerta del baile, cada noche una persona de cada familia se pone las ropas folklóricas y se marchan a bailar para los turistas, el dinero que se recauda se reparte entre las familias más necesitadas.
 
 
Típica habitación de una mujer Musuo, lugar donde tendrían sus encuentros y guardaría tantos secretos. Es una reproducción en el museo de la cultura Musuo Luo Shui.
 
 
Bien pronto por la mañana, aún no se han quitado el plástico de las mesas en los restaurantes, las abuelas y madres junto a sus nietos e hijos, este hombre pasea iniciando su nuevo día, con aspecto de no haber descansado e ir a casa a recogerse.
 
 
Casa destruída por el terremoto que afectó a la zona y bastante personas fallecieron en él.
 
 
Ake Tzer de 82 años, reza y pasea cada mañana alrededor de la Stupa, recitando sus oraciones. Un ritual que forma parte de su día a día, normalmente son las mujeres mayores que realizan estas practicas diarias y muy pocos hombres las continúan realizando.
 
 
Dintzi de 4 años, camina alrededor del templo junto a su abuela Bima Lamu. Están recitando plegarias para que se recuperen personas que han sufrido el terremoto, mejore su situación y no sufran más.
Creen mucho en las plegarias y oraciones budistas que van recitando una vez tras otra.
 
 
La Minoría Musuo en China es considerada un colectivo marginal porqué no estudian. En esta clase de física que se imparte, a los alumnos Musuo de secundaria, junto a la pizarra hay un retrato de Albert Einstein. La escuela estaba cerrada a causa del movimiento sísmico sufrido en la zona.
 
 
En la entrada de esta casa, las chicas más jóvenes se visten con ropas folklóricas, ofreciendo bebidas como bienvenida a las personas que vienen a esta casa con ofrendas para los padres de un nuevo niño que ha nacido en la comunidad.
De fondo esta Gammu, la montaña sagrada que ellos adoran y junto al lago forman parte de sus lugares sagrados de culto.
 
 
Durante el proceso de reconstrucción y ayuda después del terremoto, las personas de la comunidad viven en tiendas de campaña mientras van preparando de nuevo sus casas, montando cristales para las ventanas antes que llegue el frío del invierno.
 
 
Los Barqueros después de pescar desde horas muy tempranas y recoger flores que crecen en el lago, se reúnen cada uno con sus barcas donde hablan y fuman, explicándose sus últimas aventuras.