Add to Collection
About

About

un proyecto realizado en cabo de Gata Almeria
Published:
EL RITO DEL SOL



El Land art es una tendencia del arte contemporáneo, que utiliza el marco y los materiales de la naturaleza (madera, tierra, piedras, arena, rocas, etc.). Esta expresión inglesa se ha traducido también como «arte de la construcción del paisaje» o «arte terrestre». Generalmente, las obras se encuentran en el exterior, expuestas a los elementos, y sometidas a la erosión; así pues, algunas desaparecieron, quedando de ellas sólo el recuerdo fotográfico. Las primeras obras se realizaron en los paisajes desérticos del Oeste americano a finales de los años sesenta. Las obras más imponentes realizadas con equipamentos de contrucción como excavadoras, se llaman Earthworks, palabra que puede traducirse como excavaciones, aterramientos o desmontes).

El arte generado a partir de un lugar, que algunas veces parece un cruce entre esculturay arquitectura, en otras un híbrido entre escultura y arquitectura de paisaje donde juega un papel cada vez más determinante el espacio público contemporáneo. En realidad, puede considerarse como un nuevo comportamiento artístico, alejado de los modos tradicionales, como otros que surgieron en los años sesenta y setenta en respuesta a la comercialización del objeto artístico tradicional (cuadros, esculturas).Otras nuevas modalidades artísticas del mismo tipo serían en body-art, el happeningo el Arte Povera.
Su finalidad es producir emociones plásticas en el espectador que se enfrenta a un paisaje determinado. El principio fundamental del Land Art es con un sentido artístico es utilizar el paisaje para producir el máximo de efectos y sensaciones al observador. Pretende reflejar la relación entre el hombre y la tierra, el medioambiente y el mundo, expresando al mismo tiempo el dolor, debido al deterioro ambiental del clima que existe. Lo principal es la interacción del hombre-artista con el medio ambiente.

 LUGAR


El lugar elegido para esta obra es una cala llamada . Se encuentra en el Parque natural de Cabo de Gata. Uno de los pocos lugares en España donde todavía se pueden disfrutar playas vírgenes. La idea era buscar un entorno donde el impacto del hombre no haya hecho hincapié de forma explicita en el territorio. Donde la naturaleza fuera exactamente lo que es y no lo que los hombres queremos que sea. Así que este lugar reunía todos estos requisitos, además hay que añadirle a todas estas razones, ciertas cuestiones personales. El ser humano se olvida a menudo del animal que llevamos dentro, siendo para mí el lugar elegido un recordatorio que necesito reavivar varias veces al año. En cuanto a las razones físicas del lugar son las adecuadas, ya que La Cala consta de un montículo elevado en el centro, donde se colocaría el trípode y la cámara fotográfica para dejar constancia de la pieza y apreciarla desde un punto de vista elevado. Es un lugar donde las piedras volcánicas abundan y no sería un gran esfuerzo trasladarlas hasta la arena. Contando también con que a esta Playa solo se puede acceder caminando a través de las montañas. Así el transito de personas no sería un problema.
             
OBJETO

El Sol es una pauta de tiempo desde que el hombre se interesó por controlarlo; es fuente de calor, energía y cada día nos aporta la luz necesaria para realizar nuestra vida cotidiana. No podemos controlar su fuerza, esta por encima de nosotros. Aunque el ser humano en su batalla por controlar la naturaleza haya inventado herramientas para protegerse, utilizar su rendimiento y sacar el máximo provecho de éste. Mas allá de todo lo que hemos inventado entorno al Sol. Si nos expusiéramos ante él, como él se muestra ante nosotros, surgirían preguntas extrañas. No somos tan resistentes. Realmente somos de cera y tenemos que reconocer que enfrentarnos al Sol de una forma tan sencilla como exponiéndonos ante él, traería consecuencias desastrosas. Esta es una de las partes importantes de este proyecto. Las consecuencias que más tarde explicaré en otro apartado.

La Piedra del Sol:

También llamada Haab, Xiupohualli, Anahuac. Es un calendario. Este sistema fue inventado por los Olmecas hace aproximadamente treinta y cinco siglos y fue heredado posteriormente por todas las culturas de Meso América incluidas los mayas, Zapotecas y Mexicas. Es correcto llamarlo Calendario Anáhuac o Calendario de Meso América. De este calendario no me interesa la distribución de los días, ni sus mediciones.Tan solo que se regías por el Sol y lo representaba. Lo que realmente me interesa de La Piedra del Sol es su forma y estructura donde claramente se representa la esfera (el Sol) y los cuatro puntos cardinales (cuatro rectángulos que contiene al jaguar, al viento, la lluvia y el agua). Así que descomponiendo su estructura, sintetizándola y extrayendo la parte más relevante para mi trabajo, obtengo el motivo de representación que estará presente en la intervención.
Este calendario esta unido a un orden místico de ritos de unión con la naturaleza. Actividad que en nuestra vida actual se ha sustituido por otro tipo de ritos. Los ritos actuales están separados de la naturaleza en la gran mayoría de ejemplos que podríamos encontrar. Así que retomar este camino del rito me parece interesante, con la aportación de que si nos enfrentamos desnudos al Sol nuestros cuerpos saldrán perdiendo. De nuevo las consecuencias.
 
Los componentes del objeto:
 
Una de las cuestiones básicas del Land Art es realizar la intervención con materiales de la propia naturaleza e incluso que formen parte del lugar elegido. De esta manera el objeto se compone tan solo de piedras volcánicas, abundantes en esta Playa del Cabo de Gata. Que se irán ordenando sobre la arena a lo largo del día. Comenzando por el rectángulo que representa al Este, por donde el Sol sale cada mañana, hasta componer la figura completa. No puedo pasar por alto, a la hora de realizar este tipo de pieza, al artista Richard Long, uno de los más reconocidos interventores del LandArt.
 
 
RITO, HUMANO Y NATURALEZA, CONSECUENCIAS
 
Para todo rito es necesario la aportación o colaboración que las personas hacen bien a una fe, a una idea, a una creencia, superstición, una cerebración, etc. En este caso, el rito es una comprobación simbólica a través de una representación, de que la naturaleza es capaz de vencernos. Demostrando que el ser humano no es lo supremo en el mundo. Para ello la presencia de seis personas es fundamental. Cada una de las personas estará tumbada en decúbito prono (boca abajo) sobre la arena, encima de una toalla. La disposición de éstas será formando un circulo aproximadamente de cuatro metros de diámetro (lo que mide en realidad La Piedra del Sol). Si vemos el esquema de “personas” podremos comprobar su disposición, siendo cada rectángulo en rojo una persona, y si comparamos la esfera a un reloj de agujas, observamos que la separación que hay entre ellas es de diez minutos. Tiempo importante, ya que cada diez minutos se ira añadiendo una nueva piedra a la construcción.   

La elaboración dela intervención comenzara en el momento que estas seis personas adopten las posiciones. No pudiendo levantarse hasta haber finalizado la colocación de todas las piedras que se dispondrán alrededor de ellos. La experiencia de estar tumbado desnudo bajo el Sol. La comprobación personal de la resistencia del cuerpo es parte del contenido del rito e invita a la reflexión compartida o individual de todas las personas que componen el circulo.   
 
 
El ser humano como parte de los elementos de la naturaleza y expuesto a los elementos. Cada una de las personas del interior del círculo llevara colocada sobre su espalda un “motivo” hecho de un material opaco, no pesado y resistente al sol. Se trata de la representación de un símbolo zodiacal que no se descifrara hasta el momento último de acabar el rito; y que refleja en resumen la problemáticade esta acción. El hecho de que las personas estén ahí inmóviles, no es más que, reflejar que formamos parte de todo el entramando de la naturaleza, a pesar de que por razones extrañas que se escampan a mi entendimiento nos hallamos ido alejado de una forma clara de todo este ciclo e incluso hayamos creado uno alternativo al orden natural. Contemplándola habitualmente como un fenómeno casi extraño y que hay que vencer. Aquí los vencidos seremos nosotros. Por supuesto, claro, de una manera simbólica pero a la vez física.
 
Para que  la intervención este completada y dar por concluido el rito me tengo que remitir a dos artista; uno de Land Art  llamado: Walter de Maria y su obra Campode relámpagos. Este artista realiza por primera vez una obra asombrosa donde la manifestación de la naturaleza es lo que le da sentido a la pieza. Sin este aporte la pieza no estaría concluida (Que la naturaleza completa le obra). El otro proviene de un arte sucesivo al Land Art. El Body Art, llamado Dennis Oppenheim y su obra Posición delectura para una quemadura de segundo grado donde le da un valor pictórico al cuerpo. No me interesa el valor que Oppenheim otorga a su cuerpo (Como si de pigmento se tratase) sino la consecuencia de la exposición.
En el caso de esta intervención el sol y el efecto que produce sobre la piel del ser humano es lo que me interesa. La introducción de un elemento entre ambos que sirva de aislante. Produce un efecto parecido al que produciría un estarcido, serigrafía o plantilla colocada sobre la espalda de los participantes. De esta forma cuando se halla colocado la última piedra que complete al objeto y las personas se levanten de su posición, retirando de su espalda el “motivo” que sirvió de aislante o reserva, aparecerá una representación pictórica del símbolo zodiacal. Si lo analizamos bien después de ver esto, la palabra  tiene seis letras que están representadas en las seis personas que forman el rito. Muestra simbólica y física de la consecuencia de exponerse al sol y de la impotencia del ser humano ante la naturaleza. En este punto la obra y el rito estarían concluidos, tan solo quedaría el objeto creado con piedras que hace referencia al rito ocurrido, y expuesto a lo efímero a partir de ahora.

FOTOGRAFIAS