• Fotografía y post: Lucía Carriquiry