Consecuencias de las dificultades de aprendizaje
Acaba de publicarse mi artículo de investigación “Las consecuencias sociales de las dificultades de aprendizaje en niños y adolescentes” en la revista Ehquidad: Revista Internacional de Políticas de Bienestar y Trabajo Social. El artículo completo puede encontrarse aquí:

Existen alumnos que sin presentar discapacidad, poseen carencias en su aprendizaje, presentando un desfase con el resto del grupo. Este alumnado necesita de apoyos especializados, así como adaptaciones metodológicas para poder finalizar con éxito las etapas educativas obligatorias.

Los alumnos con Dificultades Específicas de Aprendizaje (DEA), como el TDAH, la dislexia, la discalculia, la disgrafía, y otras, no siempre reciben la intervención multimodal que precisan.

Sin tratamiento, estos niños pueden sufrir consecuencias en su vida académica, laboral, económica y social, con repercusiones significativas incluso en su vida adulta. Las consecuencias son de larga duración y pueden ser serias.
En el estudio han participado 130 personas adultas con DEA, 404 familias de adolescentes con DEA, y 90 profesionales especializados.

Los resultados de este trabajo muestran dificultades para recibir diagnóstico y tratamiento en el sistema público (educativo y sanitario) y la tendencia a recurrir a profesionales privados, que no están al alcance de todas las familias. La falta de recursos y la saturación de los profesionales son algunas de las causas de este problema
Entre las consecuencias para los niños y adolescentes afectados que no reciben apoyo educativo, tenemos la baja autoestima, desmotivación para el estudio, dificultades de relación con sus iguales, fracaso escolar, abandono de los estudios, problemas de conducta y ansiedad.

En el caso de los niños con TDAH, a esto se añade un riesgo aumentado de consumo de sustancias.
Entre las consecuencias para las personas adultas, tenemos el bajo nivel educativo, baja cualificación laboral, problemas de autoestima, dificultades para la inserción laboral, un aumento de la precariedad laboral, bajos ingresos y dificultades de acceso a la vivienda.

Las consecuencias de no intervenir en estos trastornos se arrastran durante toda la trayectoria vital.
El 68,9 % de los profesionales consultados considera que suele ser necesario acudir a profesionales de carácter privado por las dificultades de obtener apoyo en los servicios públicos. Un 63,3 % opina que es frecuente que las familias renuncien o abandonen el tratamiento por motivos económicos.

Estos apoyos son imprescindibles, pero no todo el mundo puede afrontar el gasto, por lo que algunos menores no reciben la intervención necesaria.
Entre los factores protectores para este alumnado, los profesionales sugieren un aumento del personal especializado, un aumento de la formación del profesorado en esta materia, la implantación de metodologías inclusivas y la generalización de la escuela inclusiva.
Este estudio muestra la acumulación de efectos negativos de las DEA a todos los niveles: sanitario, educativo, laboral, económico y social, y cómo estos factores se entrelazan y refuerzan, condicionando el futuro de los afectados.

Consecuencias de las dificultades de aprendizaje
0
6
0
Published:

Consecuencias de las dificultades de aprendizaje

0
6
0
Published: