Gentrificación y turistificación
El término gentrificación (del inglés gentry, «alta burguesía») se refiere al proceso de transformación de un barrio deteriorado a partir de la rehabilitación urbana, que provoca un aumento del precio de la vivienda en estos barrios. 
Esto provoca que los residentes tradicionales abandonen el barrio dirigiéndose a la periferia, y que el barrio termine por ser ocupado por clases sociales con mayor capacidad económica. 
La gentrificación comienza cuando un grupo de personas de un cierto nivel económico descubren un barrio pobre que ofrece una buena relación calidad-precio, se encuentra cerca del centro, tiene metro u otras ventajas, y deciden instalarse en él, aprovechando que su precio es asequible. El desplazamiento de la población tradicional comienza a través de desalojo de viviendas ruinosas, envejecimiento de la población que fallecen o se trasladan, terminación de los contratos de alquiler de renta antigua y aumento de los precios. 
Hay que diferenciar entre gentrificación y turistificación. La gentrificación consiste en la sustitución progresiva de los vecinos menos pudientes por vecinos más adinerados, mientras que la turistificación supone la sustitución de los vecinos, al margen de sus ingresos, por turistas. 
​​​​​​​
En Madrid, los expertos y vecinos alertan de que la proliferación de pisos turísticos y de locales de ocio están expulsando a la población permanente de los barrios más céntricos. Los supermercados, las tiendas de ultramarinos y las panaderías han cedido el paso a locales chic, bares de sillas altas, tiendas de delicatessen, restaurantes caros y salas de ocio. Desaparecen las dotaciones para residentes y proliferan las dirigidas a turistas. En los últimos cuatro años, el distrito Centro es el que más habitantes ha perdido, con un 6,3% menos de población. La llegada de Airbnb ha acelerado estos procesos. El Ayuntamiento de Madrid estima que existen unos 8.000 pisos turísticos en Madrid, la mitad de ellos en el Distrito Centro. La gentrificación se convierte en turistificación.
La gentrificación y la turistificación han transformado barrios madrileños como Lavapiés, Huertas o Malasaña, y progresivamente se aproxima a otros distritos como Chamberí, Usera, Carabanchel y Vallecas. 
Madrid es una ciudad viva, palpitante, dinámica y en permanente evolución. Quizá dentro de unos años Usera o Carabanchel estén llenas de franquicias de lujo y apartamentos chic. Pero lo que no va a desaparecer es su población, que, si acaso, habrán de trasladarse a lugares más apartados. Lo que el capitalismo trata de vendernos como “mejora y modernización de los barrios”, en realidad es únicamente un traslado de la pobreza al extrarradio, donde no se vea. Se ha restringido el uso y disfrute del centro de la ciudad a quien puede pagarlo, expulsando a sus moradores a las afueras.
La solución de la pobreza y la degradación de los barrios no es la sustitución de sus vecinos, pues la pobreza seguirá existiendo, tan solo desplazada un poco más hacia la periferia. La solución se encuentra en una lucha real y efectiva contra la pobreza y la exclusión social. 
Gentrificación y turistificación
0
3
0
Published:

Gentrificación y turistificación

0
3
0
Published:

Creative Fields