Diseñamos una identidad integral y dinámica.
El enfoque detrás de la escuela de cocina es simple: 
la versatilidad que genera una experiencia atractiva, 
con un sistema flexible de cambio de logotipos 
y elementos gráficos, que deja mucho espacio para 
todo tipo de aplicaciones, compatible con la alegría, 
el interés en la nutrición y la alimentación.


La nueva identidad gira alrededor del logo, que funciona como un sistema 
en lugar de como un único elemento. Un sistema en el verdadero sentido 
de la palabra. Se compone de varios pictogramas y es flexible en términos 
de esquemas de composición, estilo y el color, lo que le permite adaptarse 
a las necesidades e innovaciones pertinentes, sin dejar de ser reconocible.