Cuando sufres un secuestro express, subirte a un taxi se vuelve tu miedo más profundo, por lo menos hasta que se te pase el trauma... 
Ilustración digital