Imagínate un monstruo culto, que lee libros con cierta frecuencia después de llegar a casa mientras se sienta a beber cerveza y pensar cómo comenzar con su siguiente historia. Bueno, algo así es mi amigo Alonso, quién me llamó para desarrollar una marca que vivirá en internet para contarnos historias cotidianas desde su ingenioso punto de vista.

Como siempre, antes de comenzar una aventura siempre planteo mis ideas y las aterrizo en mi cuaderno de apuntes, aquí unas fotos :)

Luego de volcar varios pensamientos sobre papel y lápiz, los paso a la computadora para añadirle detalles y poder jugar libremente con las formas, colores, tamaños, texturas y así lograr algo conceptual.


Una vez que el gráfico ya lo tenía alineado con el concepto, decidí darle un detalle al momento que el blog en internet te muestre el mostrologo. Me pareció elocuente darle una ligera animación y sobretodo dejarlo como característica principal para la marca de mi disparatado amigo. Es probable que a futuro cuando visites el mostros.blog veas una animación GIF distinta.