Still Human
oh boy ...
No te asustes, no quiero tu piel, ni tus colmillos, ni siquiera tu rugido metido en un pañuelo. Si acaso tigre mío, quiero una mano.