"2817" Mural. Dibujo contemporáneo
MURAL POR LA MEMORIA, LA VERDAD Y LA JUSTICIA
AULA MAGNA, CIENCIAS EXACTAS, UBA. MARZO 2016

"Es feo", dijo una alumna frente al mural recién inaugurado.
No es feo, pensé, es horroroso.
El arte hace tiempo dejó atrás la idea de lo bello, ya no es una representación sobre el bien, lo bueno y la belleza, sino que es una presentación. Se nos presenta. En este caso oscuro, ominoso, profundo, infernal.
El autor del proyecto ganador del mural, Ramiro Clemente, tenía un año de vida cuando su madre fue desaparecida. No puedo imaginar que es crecer con una madre que ya no está, no por haber fallecido, sino por haber sido arrebatada.
No es solo la memoria lo que nos convoca, sino la necesidad de conocer la verdad.
Doris Salcedo afirma que no hay ninguna imagen que el arte pueda producir y que sea más violenta que la realidad.
La fealdad, el horror, son esa realidad presentada en el mural que nos convoca. 2817 marcas sobre la pared, testimonian cada uno de los días que duró la dictadura.
Muchas otras obras han recurrido a contar el tiempo con el código universal de 6 líneas verticales y una diagonal que las cruza. No es la primera vez que vemos esto. En la AMIA se exhibió una pintura similar, y en muchos otros sitios. Sin embargo, mucho más profundo que la similitud de esta apariencia, las implicancias del contenido son muy distintas.
Nietzsche dijo: "Existe un único mundo que es falso, cruel, seductor y sin sentido. Un mundo así es el mundo real. Necesitamos mentiras para combatir esa realidad, esa "verdad". El arte es la expresión de voluntad y nos da poder sobre las imperfecciones del mundo."
Entonces, el mural, es horroroso y mentiroso también.
Un lugar se convierte en un espacio cuando es practicado. Y esa práctica, en nuestro caso, es mediante el uso de metáforas. Para los griegos, la metáfora era un transporte.
Se nos transporta desde un lugar a un espacio, por el uso de poéticas visuales contemporáneas.
Esas poéticas, en el ámbito de la facultad, coexisten con carteles, señales, consignas políticas, pinturas, pintadas, leyendas e inscripciones de todo tipo que ocupan la piel arquitectónica del edificio. Todo hablando al mismo tiempo construye una polisemia de miradas entrecruzadas.
La memoria es un punto de partida para crear una narrativa a la piel de la facultad ¿pero porqué agregar una imagen más? Porque necesitamos hacer presente un dolor de todos.
Frente a ese uso del espacio público, este mural ofrece un silencio aterrador, y edifica un espacio de reflexión en el tránsito de la escalera hacia el Aula Magna de Ciencias Exactas, facultad de la que han desaparecidos profesores y estudiantes en el período más oscuro de nuestra historia. Ya no es una pared, ya no es solo un mural, es un hito, una invitación a un ejercicio de pensamiento y de memoria junto a una impronta visual.
Esa impronta está construida por heridas que rasgan la pared y dejan huellas.
En estos días de terror que nos arrojan sombras como un espejo siniestro al otro lado del mundo, quiero citar un pensamiento de François Cheng "En estos tiempos de miserias omnipresentes, de ciegas violencias, de catástrofes naturales o ecológicas, podría parecer que hablar de la belleza es incongruente, inconveniente, provocador, casi un escándalo. Pero precisamente por todo esto, vemos que, en oposición al mal, la belleza se sitúa en el otro extremo de una realidad a la que debemos hacer frente." 
El arte interpela.
No es una respuesta sobre los días de dictadura. Es una pregunta.

Fabián Trigo, 24 marzo 2016
Jurado del Concurso Mural por la Memoria, la Verdad y la Justicia.
Proceso de trabajo
"2817" Mural. Dibujo contemporáneo
12
157
0
Published:

"2817" Mural. Dibujo contemporáneo

Calendario basado en marcas en la pared.
12
157
0
Published: