• Add to Collection
  • About

    About

    Reportaje fotográfico que conforma el proceso documental del proyecto "¿Sería posible conocerte más por dentro?", representado en el Festival Per… Read More
    Reportaje fotográfico que conforma el proceso documental del proyecto "¿Sería posible conocerte más por dentro?", representado en el Festival Permutaciones, en el Mercado de San Fernando de Lavapiés. Read Less
    Published:
Todas estas fotografías forman parte del proceso documental que compone el proyecto que llevamos a cabo mis queridas compañeras Beatrice Pizzi, Andrea Frye y yo.
 
(La descripción)
 
Mapa de vivencias- Gymkana

Recorremos las calles de Lavapiés, entramos en comercios y portales, tomamos el sol en sus plazas y terrazas pero, ¿realmente sabemos a qué huelen las flores de sus parques? ¿Cuál es la canción favorita de María, la niña que salta a la comba en la plaza del Sombrerete? ¿Por qué Ranjit cierra fuertemente sus ojos, al olor del curry, en la calle de Argumosa? ¿Quién dibujó un corazón en aquel árbol? ¿A quién sonríe Raquel cuando entra en el Mercado de San Fernando? 

“¿Sería posible conocerte más por dentro?” es un mapa de vivencias, un trazado humano y detallista en el que nos aventuraremos a conocer las historias personales, los olores, ilusiones, sonidos y objetos que conforman el barrio. Una guía singular donde el microteatro y las experiencias se entremezclan para conformar una divertida búsqueda del tesoro por el vecindario.
 
Se realizó los días 9 y 10 de Enero en el Festival Permutaciones, en el Mercado de San Fernando, Lavapiés.
 
————————————————————
Ella vive porque pinta, aunque sus inicios estuvieron ligados a la competencia del amor materno. Por aquel entonces, su prima María y ella jugaban a clases de pintura, y esto le influyó a lo largo de su trayectoria. O lo recuerda como tal.
 
Disfruta del proceso hasta llegar al producto final, a la idea. Y también goza de las siestas y de las novelas, me confesó. Y por encima de todo ello, le llena estar en una plaza con su gente tomando cerveza, y si esa compañía va junta a un cocido madrileño, mejor.
 
El leitmotiv es Sin Reglas. Por ello, siempre está en activismo artístico.
————————————————————
 
Ella vive en un piso compartido por el que han pasado alrededor de 25 personas. Y lo entrañable de todo este proceso es que la gente que se marcha de él deja algo de sí mismo dentro. Se llega a crear así una relación transpersonal, como una especie de Espacio Terapéutico. Me reveló que cuida, minuciosamente, y contempla cada objeto que considera relevante para el equilibrio en el hogar, desde la lata de sardinas que lleva en la despensa cuatro años, hasta la piedra que se llegó a colocar en el tiesto de “amor de hombre” o el tetris - escultura que hacen cada día, a la hora de lavar los platos y colocarlos en el escurridor.
 
Pero sí que es verdad que no ha estado durante todo el intercambio de personas en la casa, pues lleva tan sólo dos años y medio. Y es cuando más estabilidad ha habido, confesó. Quizá sea por las abundantes plantas que se hallan en el salón y en la terraza, las cuales oxigenan sus cerebros durante todo el día y llegan a calmar cuando se adentra la noche. 
————————————————————
 
Ella nació en un pequeño pueblo de montaña, al norte. Por ello tiene cierta atracción por los espacios abiertos; desde muy pequeña le gusta subir cumbres. Gran contradicción con el cariño que le tiene a Lavapiés, calles angostas y espacios encajonados. Pero la antítesis es su sino.
 
Es antropóloga social más por vocación que por profesión. Me confesó que tiene mucha curiosidad por la diversidad humana. Y así fue como se marchó a África, aunque ella siempre dice que no eligió a África, África la eligió a ella. Permaneció allí siete años, viviendo en comunidades rurales. Y aprendió la fuerza del nosotros.
 
Llegó a Madrid a finales de los años setenta. Y Lavapiés la introdujo en el cosmopolitismo y en el flamenco. Por aquel entonces, habían buhardillas descartadas que ocupaban porque eran baratas, y surgieron lazos entre amigos irlandeses, alemanes, gitanos… eran jóvenes que se querían reinventar desde la utopía y la imaginación. Después, el barrio se fue poblando de amigos del Continente Oscuro, que le han acercado la nostalgia que siente por ese mundo.
————————————————————
Ella es libra y ecléctica. Perteneció al movimiento estudiantil en Brasil. 
Su país es su identidad, su origen. Y allí aprendió el concepto de artivismo pues participa en dos espacios, la Asociación Cultural Brasileira Maloka y en la Plaza de los Pueblos. Pero al cabo de unos años, tuvo que marchar para Madrid. 
Una vez llegó, quiso dar a conocer la cultura brasileña, compartirla. Y así fue como abrió su bar “Maloka”; cuyo significado es Casa en un sentido colectivo. Sintió que éste era su sitio, las energías y las frecuencias. De hecho, los objetos que podemos encontrar en él tienen una cierta connotación, pero confía en el desapego como proceso humanizador.
Lleva con el bar dieciséis años. Es decir, lo abrió en 1999, pero lo cerró en 2003 por circunstancias de la vida. Y al año siguiente lo volvió a inaugurar, hasta ahora. Y es aquí donde cobra vital importancia su viaje a México, ya que tuvo un toma de contacto con la espiritualidad. Todo ello dio lugar a algo muy representativo del Maloka, que son los Orixás, como filosofía y modo de vida.
 
Me confesó que no cree en la casualidad.
Y añadió que en el Maloka hay abundancia para todos y para todas. Es decir, hay suficiente para ti, y más para regalar a los demás.
 
————————————————————
Él es austriaco, de Salzburgo. Y aterrizó aquí por los estudios, que giraban en torno a la Lengua y a la Literatura. Vino para terminar su tesina, y también le trajo la afición al rastro. 
Empezó a restaurar para Mercedes, a ayudar los domingos, y ahora es como una gran familia. De esto han transcurrido ya quince años.
 
Él siendo estudiante, siempre anduvo por el grupo de teatro francés. Y me confesó que justo a finales de Junio, era el momento de la representación dramática y la convocatoria de exámenes, y se creaba un gran conflicto de intereses. Pero siempre se lo pasaba muy bien.
Su papel más importante, probablemente, ha sido de García Lorca en “Así que pasen cinco años”, donde realizó el papel de joven.
 
 
En un principio, ella visitaba el rastro con su pareja, y ambos compraban muchas antigüedades por aquel entonces. Llegaron a acumular tantos objetos que se les ocurrió la bonita idea de abrir una tienda debido a que no había el suficiente espacio en la propia casa.
Buscando y buscando, encontraron una tienda en oferta, y se quedó con ella sin pensárselo. Hizo el trato en Julio de 1988.
Así fue como llegaron a aquí, a la tienda de Mercedes Cabeza de Vaca. 
 
Hoy día, ella me confiesa que le parece muy atractivo el público que se dirige a este tipo de comercios. “Es como la vida misma” añadió. Tanto a nivel de educación, como de cultura, de gustos, etc. Incluso, más allá del mero hecho de vender objetos, ella realiza un estudio sobre la humanidad. De una manera casi inconsciente. 
En relación con todo ello están los objetos a los que ha dado vida. Los protagonistas. Y surgen de varios viajes que ha realizado, entre ellos están los lugares como el sur de Francia o Inglaterra.
 
Ya retirada, continua viniendo al rastro porque sigue siendo el corazón de la tienda.
————————————————————
Él tiene sesenta años, y es de Burgos.
Lleva tres años en Esta es una Plaza, donde acude siempre que puede. Y me confesó que suele haber mucha tertulia. 
Se dedica a la ecología, al reciclaje. Tiene un acercamiento muy profundo hacia la naturaleza, tanto que me dijo que a las plantas hay que tratarlas con cariño, cuidarlas de todo. E incluso, le habla a los tomates.
Su sistema se basa en la autogestión y el trabajar en grupo. 
Hoy día se dedica a los niños, aunque realmente sea activo en todos los aspectos. Pues, en casa quiere estar lo justo. Está dentro del grupo de teatro en el cual también se encuentra su hija. Cumple la función de tramoyista, es decir, se sienta y les contempla ensayar para así poder tomar las medidas para el atrezo. En relación con ello, él dio lugar al grupo de “Pequeños hortelanos”, que hace referencia al conjunto de niñas y niños que tienen un lugar de divertimento en Esta es una Plaza.
No le gusta el fútbol pero le encanta el barrio. Me contó que “¡disfruta con casi tó!”.
————————————————————
————————————————————
Proyecto dedicado a Beatrice y a Frye.
Al Colectivo Multidisciplinar "Cluedo".
A Eva y a Guille.
A Ester y a Marilda.
A Mercedes y a Martín.
A Rose.
A Inés y a Lalo.
A Pani y a Álvar.
A Sara, a Nieves y a Marisa.
A Juanchu y a Alberto.
A Mamadou y a Alboury.
A Aiverson.
A Laura Cruz.
A Dani y a Clara.
A todas las personas que conforman el barrio de Lavapiés, por su ayuda inconsciente.
Y a las personas que han participado en el teatro itinerante. Estoy eternamente agradecido.