La agencía Verbo Comunicaçao de Brasil contactó conmigo para formar parte de un pequeño homenaje al Día Internacional de la Radio, uno de los medios más importantes en ese país.
 
Defendiendo la idea de que la radio tiene la capacidad de estimular la imaginación, el reto fue plasmar en una ilustración una cuña de radio que se emitió con motivo de esta campaña, para recordar los días en que se retrasmitían las telenovelas y los oyentes se imaginaban en sus cabezas como era cada historia.