Esta campaña tuvo como objetivo mostrar los valores de la marca a través de los ojos de las personas que las construyen en la planta de ensamble de Saltillo, Coahuila. 
Viajamos a Saltillo a conocer a los trabajadores de la planta y encontramos historias increíbles. Encontramos hombres que ser forjaron en el campo y encontraron en Ram una oportunidad de desarrollo. Encontramos hombres tan orgullosos de su oficio, que sus hijos les siguieron los pasos y ahora trabajan juntos. 

El comercial de TV se hizo sin guión, buscando la mayor naturalidad y candidez de los participantes. Para esto se contó con la experiencia del director Roberto Sneider.
Además del comercial de TV, se realizó una serie de entrevistas con los trabajadores de Ram.
Siguiendo con la búsqueda de una estética natualista y real, la fotografía estuvo a cargo de Narciso Mendoza, quien ha desarrollado su carrera como corresponsal de guerra.
Versión de gráfica con frases de los trabajadores.
Falsa portada especial para el día del padre.