Rotura de cerebro en: Yorokobu

-Javi, ayúdame a corregir estos exámenes. Lo que esté mal lo pones en rojo y luego pasamos las notas.

Desde pequeño mi "pasión" por la escritura no viene de leer mucho, ni por aprenderme generaciones acabadas en 8 o 24, ni de tatuarme letras chinas por veneración absoluta al alfabeto masón.

Mi gusto por escribir viene porque ayudaba a mi madre a corregir exámenes que mis propios amigos de Primaria hacían. Éramos implacables, ¡qué pareja! Dieces y 3 y medio por doquier. Los Clasificados de La Vanguardia los sábados en mi casa, los Marcas los miércoles en Jesuitas, el Periódico de Aragón los viernes en Santa Rosa hicieron el resto.

A continuación los 29 artículos escritos para el magazine online Yorokobu dentro de mi propia sección "Marcianadas". Una ruptura lógica a los cerebros demasiado racionales.

Proyecto con la revista Yorokobu Madrid.

¡Muerte al hipster que usa la máquina Olivetti como icono Pop y nunca lee!


Rotura de cerebro en: Yorokobu
1
80
0
Published:

Rotura de cerebro en: Yorokobu

Destroying brain writing something no nice.
1
80
0
Published:

Creative Fields