Ya nadie se lee los copys de las gráficas.
Salvo que hablen de sexo.