200 años. Bicentenario Argentino.
31200
1783
124
Add to Collection
About

About

Sistema visual y gráfico para representar a la República Argentina en los festejos conmemorativos de la Revolución de Mayo de 1810.
Published:
200 años. Bicentenario Argentino.

Con el objetivo de elegir un sistema visual y gráfico para representar a la República Argentina en los festejos conmemorativos de la Revolución de Mayo de 1810, la Secretaría Ejecutiva de la Conmemoración del Bicentenario de la Revolución de Mayo convocó un concurso público nacional. Según los pliegos de la convocatoria, se pretende narrar los aspectos positivos del Bicentenario a partir de un identificador visual que genere un sentimiento de pertenencia entre sus habitantes y reconocimiento en el exterior. La propuesta elegida por el Gobierno Nacional fue la elaborada por
Juan Pablo Tredicce, Hernán Berdichevsky y Gustavo Stecher.
    Según el trabajo de consultoría realizado para la Presidencia de la Nación, el análisis simbólico de la identidad visual del Bicentenario
debía evocar celebración, pertenencia e integración (hacia adentro); así como diferenciación y reconocimiento (hacia afuera). 
    El concepto gráfico de la marca del Bicentenario Argentino sintetiza de manera precisa la escarapela argentina y el sol incluyendo cada una de las décadas de los doscientos años que se festejan, desde 1810 a 2010, en un relato similar a los anillos de un tronco de árbol que revelan su edad. La construcción del sistema permite personalizar, a partir de la marca madre, las 24 jurisdicciones (las 23 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, sede del Gobierno Nacional) y una número 25 creada ad hoc para los argentinos en el exterior. Si bien cada provincia tiene su identidad, cada una de ellas está contenida en un todo que, en tanto símbolo patrio, se constituye en el isologotipo del Bicentenario, cuya paleta cromática cita los colores propios de la bandera argentina, ampliando la gama en el caso de las identidades de cada provincia.

Revista Étapes 10. Caso de estudio. por Lucas López.


“…entendiendo el accionar del sistema de Marca Bicentenario como un proceso reduccionista —se entiende el todo a partir de las partes que lo componen— y sistémico —el todo es más que la suma de las partes— a la vez. Lo complejo de diseñar un sistema visual y gráfico de estas características radica en la imposibilidad de no comunicar, lo que implica profundizar en todos los detalles para no descuidar la estrategia diseñada”.

Juan Pablo Tredicce  
Imágenes: TELAM.