• Add to Collection
  • About

    About

    Inkarri regresa como robot Nuestra milenaria historia ha estado marcada por la desarticulación. Así, hemos tenido los reinos de la costa norte, … Read More
    Inkarri regresa como robot Nuestra milenaria historia ha estado marcada por la desarticulación. Así, hemos tenido los reinos de la costa norte, los señores del valle del Hatun Mayu (el río Mantaro), los constructores de edificios en la sierra central, los señores mercantes de Chincha, entre otros muchos. La llegada de los españoles significó para muchos de estos pueblos la oportunidad de retomar su poder. Es así que, por ejemplo, los señores del Hatun Mayu, prestaron a hombres y mujeres para combatir la opresión inkaica. Nunca esperaron terminar sirviendo a un nuevo reino. En esos tiempos confusos aparece la figura del Inkarri. En las viejas leyendas de la conquista española, el Gobernante Inka fue engañado por los españoles. Como los señores huancas del Hatun Mayu. Y ese engaño terminó con la decapitación del cusqueño, siendo su cabeza enterrada en un lugar distinto al del resto del cuerpo. La figura de Inkarri debía reestablecer el tiempo y el espacio previo al engaño. Porque para mucha gente eso podía significar cosas distintas. Para algunos, podría ser el regreso del viejo Imperio. Para otros, el regreso de los tiempos de los reinos y señoríos, sin un emperador que domine a todos. ¿Y qué ocurriría si regresara Inkarri hoy? Con los tiempos, el Perú de hoy se parece más al de los tiempos desarticulado de los viejos Reinos y Señoríos. ¿Buscaría Inkarri unirnos a todos contra los engaños y las injusticias? ¿Qué espacio y tiempo buscaría reestablecer? ¿Los movimientos regionales estarían dispuestos a ceder su identidad regional para construir un proyecto nacional? Es por eso que el regreso de Inkarri es incierto. Se le ve en Facebook y en el Twitter como un amigo, un héroe que ha regresado de otros tiempos. Pero aquellos que lo ven así, reconocen también en él una amenaza. El apoyo a Inkarri podría ser, inicialmente, pragmático, como cuando se apoyó la invasión española. Esperando, luego, el momento en el que se le pueda nuevamente desmembrar. Es alguien que nadie se esperaba, por lo menos en el año 2014. La publicidad y los medios nos dicen todo el tiempo que el presente se come al pasado. Inkarri no está de acuerdo con dicha frase. Inkarri regresa del pasado como un robot del futuro. No sabemos quién lo construyó. No sabemos qué algoritmos lo manejan. No tenemos idea de su intención. Aparecen pintas en las paredes en pueblos rurales, en las capitales de departamento, en la capital. El entusiasmo crece en las redes sociales. #inkarriregresa se vuelve trending topic en Twitter. Se avista su perfil en las montañas y no faltan fotos en Instagram y en Facebook. Porque de eso se trata el regreso de Inkarri, recordarnos que la historia es siempre un movimiento, donde el pasado, el presente y el futuro se retroalimentan y no termina nunca. Roberto Bustamante Read Less
    Published: