Para los sarcásticos, para los apáticos, para los aburridos en general, una sola palabra, un sólo grito…