Antonia Reina Salas's profile

El recuerdo de un paisaje Momposino

El recuerdo de un paisaje momposino
Antonia Reina Salas
Diseño Desde los Oficios
Carolina Agudelo 
2020-2​​​​​​​​​​​​​​
"El recuerdo de un paisaje Momposino" es una superficie arquitectónica para interiorismo de 2.40m x 1.20m que consta de 32 cuadrados iguales de 30 cm tejidos a crochet y montados con la misma técnica a marcos de alambre metálicos de 3mm. Cada cuadro tejido a crochet cuenta con tres tonos de azules en hilo de algodón tinturados por mi con colorantes reactivos y con dos tonos de amarillos ocre en hilo coralino. 
Esta superficie surge a partir del encargo de indagar sobre las posibilidades de innovación en diseño para la artesanía, lo cual llevo a que realizara la superficie completamente de la mano de varias artesanas colombianas*. Los artesanos con los que trabaje me guiaron y me ayudaron a materializar este proyecto; dentro de estos resalto a Lucia Aguirre con quien realizamos la exploración material que definió el camino para lo que iba ser esta superficie y la artesana Marina Rojas, a quien llegue por medio de la diseñadora Maria del Carmen, con quienes dimos vida a la pieza final.  Esta union entre arquitectura y artesanía nace de un recuerdo propio de cuando estuve en el pequeño balcón de la antigua plaza de mercado de Mompox, Bolivar alrededor de las 7pm el 18 de Abril durante la procesión de Semana Santa.  A partir de esta atmósfera especifica en la que habite, se hizo un entendimiento más profundo de las sensaciones, arquitectura, iluminación y colores que vi para llegar así a la pieza.

*Los artesanos son hombres o mujeres que le dedican su vida a perpetuar tradiciones y cultura  de sus familias y pueblos a través de la creación de objetos utilitarios que son un reflejo del paisaje que los rodea y de sus aprendizajes ancestrales construidos con el paso del tiempo.
 ​​​​​​​__________________________________
Detalles de la superficie. 
El pequeño balcón de la antigua plaza de mercado de Santa Cruz de Mompox, Bolivar el 18 de Abril alrededor de las casi 7pm durante la procesión de Semana Santa. El cielo nocturno de esta hora era un azul tan vivo que sentía que desde este balcón lo podía tocar, era perfecto el contraste que daba el azul del cielo con las luces amarillas de la Iglesia Maria Inmaculada que veía en primer plano frente a mi. Las miles de velas que tenían en sus manos todas las personas esperando la procesión y los faroles que volvían todas las paredes de arcilla pintadas de amarillo pastel un amarillo vibrante y hermoso. Olía el rio y sentía la humedad y el calor en el aire; recordaba ahí cada arco, cada ventana, todas esas formas fluidas que construyen Mompox. La forja de ese pequeño balcón me llevo a momento antes, yo caminando dentro de las paredes y encontrarme inesperadamente con el agua del rio o la luces que recorren el pueblo a través de estas forjas de formas orgánicas e impredecibles. Este recuerdo de un paisaje que quedo marcado en mi memoria es lo que dio vida a este proyecto. Todo esto se materializo primero en el moodboard del proyecto, el cual fue construido con imágenes propias de ese viaje que realice y también imágenes de Luis Alfredo Domínguez fotógrafo momposiono el cual dedica gran parte de su vida a registrar Mompox e incentivar el turismo a este pueblo.
Moodboard.
Después comencé a buscar un artesano con el que pudiera trabajar de la mano para empezar este proyecto. De esta forma llegué a Cucunubá, Cundinamarca y empece a trabajar con el artesano de telar horizontal William Contreras en una exploración material en lana. Pero por cuestiones de tiempos de el y cuestiones de necesidad de mucho espacio para probar y fallar de este proyecto, decidimos partir caminos con muchas pruebas materiales en mano y lindos aprendizajes en su técnica . Después de esto, llegue a Chia, Cundinamarca a conocer a Lucia Aguirre una artesana de crochet que trabajaba en su casa. Me enamore del detalle, las formas orgánicas y la transparencia que generaba en los manteles que tenia porque me recordaban mucho a esas forjas que vi en Mompox. Empece así a trabajar con ella en esta etapa de exploración material, la cual fue muy fructífera tanto para ella como para mi porque íbamos juntas aprendiendo en el camino y llegamos así­ a las 5 exploraciones materiales finales de este proyecto hechas con la paleta de color final.
Paleta de color.
Pensando en lo que era más interesante de cada una de las exploraciones materiales y cual creaba formas más interesantes al momento de modularla y empezar a repetirla en un area; se escogió la unidad básica que crea la superficie.  A partir de saber que necesitábamos 32 de la misma muestra, decidimos con Lucia que era mejor recurrir a más artesanos que trabajaran la técnica de crochet. De esta forma llegue a la diseñadora Maria del Carmen, fundadora de Bordafino una proyecto donde trabaja con artesanas en el oficio del crochet, ella me introdujo con Marina Rojas que después de dos meses de trabajo le dio vida a la pieza. Ella desde su casa en Chia tejió cada una de las 32 cuadros que compone la superficie y luego Maria del Carmen con su aguja de crochet monto cada recuadro a cada unos de los marcos de alambre metálico que mande a hacer en un taller de metal de la autopista norte de Bogotá.​​​​​​​
Unidad básica que crea la superficie.
En paralelo, desde mi casa comencé a proponer diferentes alternativas para empezar a modular estos cuadros tejidos, llegando de esta forma a diferentes patrones que muestra las grandes posibilidades en cuanto a diseño que puede generar mi unidad básica de tejido de 30x30cm. Igualmente, decidí que la 'Propuesta #3' era la que iba a crear.
Posibilidades de diseño de mi Unidad Básica.
Finalmente, en mi casa con el hilo y aguja romana fui uniendo marco por marco hasta llegar a construir el patron de la superficie final. Esta superficie arquitectónica fue pensada en principio como divisora de espacios, inspirada especificamente en esas forjas que permitían el paso de la luz, del color del cielo y de las vistas de Mompox. Pero durante el mismo desarrollo de la superficie, me fui dando cuenta que la superficie tenia muchas más posibilidades en interiorismo; como recubrimiento para paredes, recubrimiento para techos y biombo.
A través de los siguientes renders, realizados por el diseñador Nicolas Pinzon, vemos esta superficie en uso en espacios inspirados en esa atmósfera momposino que construí en el MoodBoard. 
    La superficie arquitectónica como biombo / divisor de espacios.
La superficie arquitectónica como recubrimiento para paredes.
La superficie arquitectónica como recubrimiento para techos.
Por último, quisiera mencionar que aunque les di un recorrido lineal de lo que fue realizar este proyecto, en realidad durante el proceso, muchas veces se sentía como dar vueltas en un mismo lugar; un cadena de muchas frustraciones que termino por no dejarme más opción que confiar en el proceso. De esta forma, fui poco a poco viendo como muchos pequeños logros al final se acumularon para volverse esta superficie. El encargo con el que se comenzó el proyecto de indagar sobre posibilidades de innovación en diseño para la artesanía se respondió de manera exitosa, a través de cada uno de los acercamientos que tuve con Marina, Lucia, Maria del Carmen, William y Ana Claudia al trabajar con ellos en cada uno en retarnos juntos a explorar materialmente posibilidades que nunca habían probado antes y así lograr que vieran a través de esta superficie arquitectónica su oficio no solo como un medio para crear los mismos objetos utilitarios que llevan creando toda su vida, sino también como un medio para crear desde un lenguaje artístico y experimental.
Lucia Aguirre, artesana colombiana, contando sobre su experiencia trabajando en el proyecto.
Video de Maria del Carmen, su perspectiva sobre el proyecto:
https://www.youtube.com/watch?v=dqTeCvTVfF4

Diarios de Artesanos se pueden visualizar en el siguiente link: 
https://miro.com/app/board/o9J_kmtwCBw=/
Sketchbook del proyecto.
También esta disponible en el siguiente link:
https://miro.com/app/board/o9J_knWLphs=/

Creditos:
Fotografía y Videos realizado por mi.
Render realizados por Nicolas Pinzon.
Artesanos que hicieron parte del proyecto son Marina Rojas, Lucia Aguirre, Maria del Carmen Forero, William Contreras y Ana Claudia Lancheros.
Carolina Agudelo, diseñadora y artista textil de la Universidad de los Andes, como profesora que me ayudo infinitamente a dirigir y guiar este proyecto.
El recuerdo de un paisaje Momposino
Published:

El recuerdo de un paisaje Momposino

Published:

Creative Fields