user's avatar
Recintos de Hibridación ARQU3911
"Recintos de Hibridación es un ejercicio que parte desde la observación bajo dos miradas: la superficial (a modo de transeúnte) y la profunda (a modo de pernoctante). A la vez que es mediado por el hecho de que el barrio San Felipe se está transformado, así el sector encuentra su dialéctica entre identificarse como doméstico o productivo. El ejercicio entonces se posa esta dialéctica y explora las formas de habitar los espacios teniendo en cuenta conceptos como [entrever],[interconectar] y [recorrer]. Para de esta manera enlazar el elemento creador: la disposición de la luz y sus infiltraciones en el espacio a modo de [oquedades] con materiales [resignificados] de su entorno."
Recorrer a dos miradas. vídeo.
Parte 1: [Observación]
Para desentrañar este ejercicio hace falta ver las imágenes que arroja el sector en diferentes momentos: el momento primario (m1) suele representar una mirada superficial: un edificio o superficie anodina. Al acercarnos y, siendo más consciente de la mirada, afora el momento intermedio (m2), entonces se puede notar algo más de información. En la primera imagen, por ejemplo, un par de rejas (lo que indica que quienes habitan le interesa mucho la seguridad), un antejardín extinto y materialidades de piedra. Mientras que en la segunda se nota una veladura de vidrio y unas cajas sin orden aparente. En las otras imágenes se notan documentos con información, un estudio de tatuaje, una lámpara encendida y casi solitaria o una pequeña boutique tras reflejos de rejas, luces y vidrios. Sin embargo, en el momento profundo de observación (m3) es en donde se empiezan a notar las reminiscencias de vidas contadas por el espacio los objetos: hay una silla, una planta y barrotes situados conscientemente bajo la luz del sol para la primera imagen. En las demás imágenes este momento se representa como el ejercicio metacognitivo que entrelaza la información: hay muchas cajas que parecen sin orden pero que todas fueron envolturas de electrodomésticos, hay un recibo del agua perteneciente a la extinta clínica del sector, hay un espacio de comercio embebido entre una casa, hay una persona taciturna leyendo en un sofá a media luz por una lámpara.

De esta manera se puede llegar a las profundidades de nuestras inquietudes por el entorno:¿Quién habita estos espacios? ¿Por qué estas personas se entrevén todo el tiempo? ¿Cómo dicta la actividad que deba ser el espacio? Y otras preguntas más intrusas: ¿Quién se sitúa en es espacio de sol? ¿Quién vende y compra en estos lugares? ¿Por qué no pagaron la factura del agua? ¿Por qué están estas cajas de cocina?

Todo esto esta mediado por el hecho de que las situaciones suceden sin importar la población: hay juguetes tomando el sol en una ventana, pero no está quien juegue con estos. Hay una silla que toma el sol pero no hay quien se siente. Todo esto pasa continuamente por el sector, además sin importa también el día o la hora: no solo ocurre que los objetos existen sin sus habitantes, también los hay objetos que invisibilidad habitantes como el atisbo de luz que ensombrece a la persona leyendo.

¿Quién me puede decir en dónde está la vida?
Las actividades por supuesto no son indiferentes ante esta situación: hay muchas capas, la reja, el muro, la ventana, la celosía, la reja interna el vidrio. Por ejemplo el estudio del tatuador, lugar donde no hay cortinas, pero tampoco las personas se muestran a primera vista. Con el paso del tiempo noté que esta condición se daba por la comunicación que permitía o no una veladura en la mitad. Esta veladura tenía materialidad y sus habitantes la construían a partir de la luz.
Estas veladuras muestran también las personalidades de quienes están dentro, todo esto sin la necesidad de mostrar sus apariencias físicas.
Desvelar el espacio.
Por esto, decidí inmiscuirme en esa historia y darme cuenta que estaba a medias contada. Por eso había que investigar más allá de esa veladura. Los que vivían atrás eran habitantes que estaban diferenciados en dos: foráneos (Llegados por la economía naranja) y los locales (quienes viven en el sector desde hace dos décadas y tiene la confianza o sentido domestico de hacer actividades en el sector).
A primera vista las poblaciones no tiene algo en común: diferencia de edad, de intención y de amor por el lugar. Sin embargo comparten el sentido de sus actividades, todas son quehaceres, tienen que ver con crear, con lo manual y con que son oficios que buscan experiencias.
A este punto se hace necesario quitar la [veladura]: esa cortina que se materializa en forma de fachada, para ver dentro de cada manzana cuáles actividades se están desarrollando.
De la misma manera, es necesario diagramar el espacio. Es decir comprenderlo de acuerdo a su función adscrita a la "aparente" normativa urbana. La imagen muestra cuadros encendidos, que corresponden a los talleres de la economía naranja. Cuadros tenues, que corresponden a las viviendas y negocios de los habitantes locales. Y cuadros apagados que corresponden a talleres automotrices y de fábrica pesada. ​​​​​​​
Cartografía en plata de usos según el catastro del sector. 

De esta manera se puede notar un conflicto, las actividades se disponen en clusters en lugar de coexistir. Producto de esto entiendo que hay alguna diferenciación de espacios más allá de su uso. Por eso me propongo caracterizarlo de la siguiente manera:

La dialéctica de los espacios en San Felipe.
Entendiendo que estos espacios deben [re-encontrarse], surge así la pregunta de investigación y esta, a su vez, da lugar a las maneras de experimentar con las actividades que suceden en los espacios:
¿De qué manera recomponer y reunir recintos con actividades íntimas y expuestas?
Parte 2: [Reinterpretación]
No obstante, nuestros [entornos latinoamericanos] a menudo funcionan de manera diferente a la que dicta el ordenamiento catastral de las poblaciones.  Entonces se hace pertinente entender las actividades a través de diagramas de corte o alzado, mas allá del acostumbrado uso único de la planta (como se muestra en los mapas catastrales). De esta manera se hace evidente que las actividades se "acomodan" de acuerdo a factores económicos, sociales y territoriales. Un edificio normalmente no está destinado a un uso, así que el potencial está en [entrelazar] estas actividades sin necesidad de mezclarlas y otorgarles un recinto a cada una.
La manera de entrelazar las actividades podría ser:
1. Apilar las actividades más afines como únicas masas.
2. Extraer las masas que no tienen afinidad, al mismo tiempo descomponer las masas afines en microespacios.
3. Conjugar los microespacios entre si para crear relaciones entre ellos.
El resultado de este procedimiento se puede nombrar como una serie de [recintos híbridos]:
Híbrido, híbrida
Adjetivo
1. [animal, vegetal] Que procede de la unión de dos individuos de un mismo género pero de especies diferentes.
2.[Persona, objeto]Que es producto de elementos de distinta naturaleza.
3. [Palabra] Que se ha formado a partir de elementos de lenguas diferentes.
A este punto, adopto, de manera más evidente, la postura de [ver más allá]: del interés por lo que pasa tras esa [veladura]. Esto, con la premisa ya antes comprendida de no que la arquitectura no necesariamente cambian si, al contrario, cambia la actividad que ocurre dentro de la misma o, en su defecto, de lo que el habitante decide mostrar.
La Ventana Indiscreta. Alfred Hitchcock.
También ocurre en  sentido contrario: el habitante quiere ver, a ratos, qué pasa en el exterior. Así se construye poco a poco una atmósfera casi [onírica]. Un ambiente de intro y extrospección que fortalece la sensación permanente de dialécticas por todo el sector: recrea paisajes nuevos y antiguos a la vez, permite claros y oscuros o silencios y ruidos al mismo tiempo.
Sol de mediodía, Edward Hopper.

El sector muestra muchas de las realidades de Latinoamérica como herramientas fáciles que las personas inventan para hacerse más fácil la cotidianidad. Los "pelos" de varilla al descubierto para luego "echar" la segunda "plancha" o la ruina producto de los sectores en constante renovación. También hay el imaginario de lo productivo: la fabrica (silos y tubos) y lo adaptado a lo doméstico (canastas con poleas para la ropa, la autocontrucción).
Las realidades en periferias y sectores de transformación en Latinoamérica. 
Por esto mismo, el sector puede resignificar su realidad apropiándose de las prácticas artísticas y tecnológicas análogas haciéndose a estas como adminículos propios, es decir herramientas simples que cumplen funciones específicas: herramientas que transportan bienes y mercancía por medio de poleas, artilugios industriales que develan la union de lo inacabado de los pelos y la que ya acabó,  la amalgamación de escombros a modo de ruinas para hacer una envolvente. Y a la necesidad de mostrar o no las intensiones a través de la luz que es localizada a través de tubos.
Parte 3: [Intervención]
Por otro lado, enfrentando la postura de que lo [doméstico] es pequeño, a dos aguas, con una chimenea, y lo [productivo] es indómito, poco habitable y de gran superficie, con mi postura: los espacios se pueden relacionar sin compartir un espacio directamente, se pueden ver, se pueden relacionar y se pueden comunicar de diferentes maneras:
A la izquierda la dicotomía del espacio: Doméstico / Productivo.                                        A la derecha la dialéctica del espacio: Doméstico-Productivo.
De manera más concreta, el ejercicio se emplaza en una zona en colisión: la conjunción de los barrios San Felipe y Juan XXIII, el primero muy etiquetado por la economía naranja y el segundo olvidado por la Ciudad. Así, el edificio se localiza rodeando un parque que sirve como bisagra entre ambos barrios y que tiene el potencial de ser la nueva centralidad de todo el sector.
Así, el ejercicio se desarrolla en varias etapas, la primera comenzando en el 2021 y la ultima terminando en el 2025. De esta manera se busca dar oportunidad a la formulación, mas bien, progresiva y autogenerada del Distrito de Arte de San Felipe. Entonces el ejercicio responde a las necesidades de su entorno conforme se hagan indispensables con el tiempo.
Teniendo la manera de entender el encuentro de los recintos antes mencionada, se recrea una formula ya practicada en un conjunto de lotes del sector de intervención. En la situación actual hay dos polos existentes que están dispuesto para actividades industriales mientras que las demás actividades estas desarticuladas. En la situación propuesta, todas actividades no industriales se relacionarán visualmente y se comunicarán con los dos polos mientras que articulan estos mismo a través de un gran escenario de exposiciones público.
Bajo esta formula, los recintos comienzan a aflorar y a descender como si se tratara de objetos dispuestos por globos. La manera en que estos recintos se acoplan entre si no tienen una directriz específica, esta es una manera dada por las necesidades de la actualidad.
A medida de que los recintos se acoplan, siendo una suerte de Tetrix, el espacio entero se va conformando. Es entonces que el edificio es el resulto formal y morfológico de los recintos que están allí contenidos:
El edificio, como un todo, es entonces un contenedor de actividades y que se protege bajo un  nueva veladura.
Esta [veladura], al tiempo de ser la resultante de sus Recintos, es el fruto de la resignificación de las realidades del sector: el uso de escombros de construcciones pasadas, la filtración de la luz por parte de sus habitantes y visitantes, y la propagación de imágenes y sensaciones oníricas. La veladura es una fachada compuesta por tres capas:

1. Varilla interna a modo de pelo con flejes de amarre.
2. Escombro y piedra reusados del sector.
3. Varilla externa a modo de pelo y barras metálicas de sujeción entre varillas así como barras de madera de contención de piedra para la graduación de cantidad de luz.
Esquema constructivo de la Veladura:
[Intromisión] de la luz que irrumpe en los recintos a través de los vacíos existentes en las irregularidades entre los escombros.
[Relacionamiento] entre los visitantes, quienes están fuera, y los habitantes, quienes están dentro.
Comunicación entre recintos a través de tubos que permiten la entrada de luz y sonido si así lo permite cada habitante:
Tipos de recintos: Públicos, Domésticos y Productivos:
Los recintos públicos funcionan como espacios de encuentro entre los habitantes y conexión directa con los visitantes al Distrito. También son mediadores entre los recintos netamente Domésticos o Productivos aunque estos siempre están relacionados. La tipificación de espacios también permite nombrarlos, renombrarlos y dotarlos de identidades según se necesite.
Adminículos dentro de los recintos: reminiscencias de los espacios productivos que irrumpen y coexisten en los ambientes domésticos:
Corte longitudinal propuesto:
Storyboard de actividades en los Recintos:
Diferentes situaciones en los mismo recintos. GIF.
Imágenes de los Recintos de Hibridación:
Storyboard de entrada al proyecto:
Sensaciones oníricas:
Planimetría del proyecto:
Corte Longitudinal
Planta piso -1,1,2,3,4,5 y 6
Cortes trasversales.
Proceso constructivo:
Recintos de Hibridación
Autor
Jean-Paul Bernier Sabogal

Directora de proyecto
Gloria Serna

Profesora de Análisis
Carolina Concha

Juradas
Luisa Brando
María Luisa Vela
Rafael Villazón

Unidad Avanzada
2020

Departamento de Arquitectura
Universidad de Los Andes
Recintos de Hibridación ARQU3911
1
69
0
Published:

Recintos de Hibridación ARQU3911

1
69
0
Published: