Showcase & Discover Creative Work Sign Up For Free
Hiring Talent? Post a Job

Bēhance

  • Inuit
    persona
  • Traslado la esencia de la cultura inuit a nuestros hogares con una prenda que autoregula la temperatura corporal y nos envuelve con sus tonos ocres, negros y blancos.

    Desarollo del prototipo
    La prenda está hecha a partir de punto circular de algodón o lana. Los filamentos han recibido un tratamiento para darle dos propiedades extra: 
    - Tejidos antimanchas. 
    - Conductores del calor.
    Esto convierte la pieza en una prenda de tejido inteligente.

    Está formada por una capucha que si no se quiere llevar cubriendo la cabeza puede llevarse como un cuello ancho caido. El canesú que se ve son flecos de lana colocados consecutivamen- te en el jersey, esto le da una reminiscencia del pueblo Inuit a la prenda. Además planteo unos colores básicos donde predomina luz y oscuridad, es decir el blanco, grises, colores tierra y el negro.
    Las mangas tienen dos posiciones funcionales. E
    stado de reposo y estado activo:
    1) Totalmente estiradas (mas largas de lo necesario) para cuando estás en reposo y por si quieres hacer que comuniquen ambas mangas y unir las manos dentro de ellas.
    2) Con las mangas recogidas gracias a la doble acordonadura que ajusta en la parte superior de cada brazo. Este sistema permite tirando del cordón fruncir la manga hasta que queden las manos descubiertas.

    Los esquimales es un nombre común para los distintos pueblos indigenas que habitan las regiones árticas de América, Groenlandia y Siberia. En Canadá, se definen a sí mismos como inuit, que significa "el pueblo" (en inuktitut, inuit), ya que esquimal es un término algonquino que podría significar «devoradores de carne cruda». El singular es inuk, que significa "hombre" o "persona". La palabra esquimal (eskimo en inglés) ha caído en desuso en Canadá, donde oficialmente sólo se utiliza inuit. De hecho, sólo en Alaska y Siberia los pobladores se siguen llamando esquimales.
    En español, sin embargo, la palabra "inuit" no figura en el diccionario.

    Las creencias y mitología de los esquimales es una de las aristas de su vida que más fascina a investigadores y curiosos. Un ejemplo. Para los inuit, el cuerpo humano tiene tres almas: una en la ingle, una en la garganta y otra en el nombre. Y ellos no diferencian entre nombre masculino y femenino. Así es que, relata Sirois, si un chico llamado Kayuk se enamora de una chica llamada Kayuk, la pareja no debe juntarse pues ya está unida espiritualmente.

    Un sociologo nos comenta que la solidaridad está indisolublemente unida a la cultura inuit. Es cuestión de supervivencia. Si matan una foca y no la comparten con otros, creen que el alma del animal se enojará y ya no habrá focas para su sustento. Cuando una familia tiene muchos hijos, regala el más pequeño a otra que no los tenga, para que los ayude. De hecho, en su lengua, el inuktitut, la palabra "gracias" no existe. "Esas cosas se hacen porque tienen que hacerse. Esa es su idea". Por otro lado, hay aspectos en los que los inuit muestran una apertura que no existe en países civilizados, como en la identidad sexual. "Los varones usan trenza y las mujeres moño. Si un día el varón decide que quiere vivir como mujer, se hace un moño y listo. Es tomado como muy natural".
  • Diseño y confección: Cristina Santalla Elias.
    Fotografía: Carla Andrés Ruiz.
    Modelo: Diana Milon Beltrán.