Showcase & Discover Creative Work Sign Up For Free
Hiring Talent? Post a Job

Bēhance

SAVE THE TIPNIS

  • 112
  • 3
  • 0
  • SAVE THE TIPNIS


    1. Carteles a favor del TIPNIS:
  • 2. Carta relatada por pobladores del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure - TIPNIS al presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, a propósito del proyecto de carretera de Villa Tunari a San Ignacio de Mojos :

    PARA VIVIR BIEN EN NUESTRA CASA Y NO PERDER LA MEMORIA


    Hermano presidente Evo Morales Ayma:

    Usted y nuestros antepasados nos han enseñado, que los pueblos indígenas sin tierra y sin territorio no somos libres. Los pueblos Yuracaré, Mojeño y Chimán del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure -TIPNIS sentimos esas palabras como nuestras, ya que para nosotros, vivir bien es vivir en nuestra casa grande que es el territorio donde hemos nacido y nos criamos. Eso es vivir en libertad.

    También sentimos como nuestras sus palabras, cuando usted defiende los derechos de la Madre Tierra fuente de vida y convivencia de todos los seres, junto a los derechos de los pueblos indígenas que hemos sabido guardarla y cuidarla de los permanentes afanes destructivos del capitalismo excluyente y mercantil, quienes son los grandes responsables por el grave malestar que hoy aqueja a la madre tierra, que ahora todos le llaman cambio climático.

    Desde los inicios del proceso de cambio que usted ha impulsado en el país como el primer presidente indígena, hemos apoyado desde nuestra casa: el territorio del TIPNIS, -tanto en los momentos difíciles como en los de celebración-, las grandes propuestas de su gobierno que son también las nuestras, que hoy están consolidadas en la Constitución Política del Estado y grabadas en nuestra memoria.

    Por todo ello sentimos un profundo agradecimiento, por habernos permitido incluir y reconocer nuestros derechos como pueblos indígenas del país plurinacional, por ayudarnos a permitir mantener lo último que nos queda de nuestro territorio entregándonos hace dos años el título de Tierra Comunitaria de Origen (TCO), y por ayudarnos a ser ciudadanos cada vez más libres para vivir según nuestra cultura; o sea, por la oportunidad de volver comenzar a vivir bien de verdad.

    Usted bien sabe hermano Presidente, que nuestros padres, hermanas y hermanos indígenas,-al igual que usted,- han contribuido también en esta larga lucha por los derechos de los pueblos, especialmente desde la Marcha por el Territorio y la Dignidad del año 1990, que tuvo en las comunidades del TIPNIS sus principales gestores y protagonistas. Por eso nos emocionó tanto y nos parece justo que el Vicepresidente Alvaro García Linera lo reconozca públicamente en el aniversario de la marcha el año 2009, al decir que ella (la marcha) es la verdadera madre y padre de la actual autonomía indígena y de los derechos de los pueblos que hoy están en la CPE.

    Por todo este camino que transitamos juntos y por la historia compartida de luchas y reinvindicaciones, es que ahora nos sentimos muy confundidos y profundamente preocupados, porque no podemos comprender todavía, ¿cómo es que justo ahora que estamos en pleno proceso de cambio, de derechos de los pueblos reconocidos y defensa de la madre tierra, es que se quiere construir una carretera-que a título de desarrollo e integración-, amenaza con invadir nuestra casa, partirla por la mitad, para luego dejarnos desprotegidos y sin lugar donde vivir?.

    Si todo es cuestión de diálogo y entendimiento ¿Por qué hasta la fecha nadie nos ha consultado ni llamado para conocer lo que pensamos los dueños de casa y habitantes de esta tierra que es parte del territorio plurinacional?

    ¿Y que será de la selva de la Madre Tierra, con sus ríos y habitantes que nos albergan y alimentan?. Lo perderemos nosotros y lo perderá el país Plurinacional

    No logramos entender señor Presidente, como su gobierno que ha sido y es el gran impulsor y defensor de nuestros derechos apruebe esta carretera que nos dejará sin territorio; más aún cuando este proyecto es una herencia de los gobiernos neoliberales del pasado, en particular de Goni y Mesa. Ello ya intentaron imponernos.

    Porque la verdad hermano presidente, esta carretera no nos beneficiará en nada a los indígenas ni al país en su conjunto. Todo lo contrario, porque es evidente que todos perdemos: se destruirá la última casa que tenemos para mantener nuestra cultura y para cuidar del patrimonio natural que todavía guarda la madre tierra en esta parte del nuevo país Plurinacional, dejando que en ella ingresen sin control madereros y ganaderos, loteadores de tierra y cazadores, productores de coca ilegal y narcotraficantes; es decir todos aquellos que desde los tiempos del neoliberalismo siempre han intentado hacerlo. Aquellos que nos quitaron y redujeron el antiguo e inmenso territorio de nuestros ancestros, para dejarnos con lo que hoy sostenemos como último refugio.

    Quizá los únicos que realmente se beneficien de la carretera serán estos pocos ganaderos que quieren expandir su ganadería recortando la selva, o los madereros de siempre que lo único que buscan es cortar lo último que queda de los bosques, pero también los hermanos colonos que solo quieren extender ilegalmente sus cocales; y como de costumbre, estarán aquellos que siempre se enriquecieron a costa del país: las empresas transnacionales que construirán la carretera, las transnacionales del transporte y de la soya, las transnacionales especializadas en extraer los recursos de la madre tierra; en fin, todos aquellos que solo buscan depredar lo último que queda de la Amazonía, que en su mayoría no tienen interés por lo nuestro o no son parte del país. No vemos como beneficiará al país.

    Entonces ¿que será del Estado Plurinacional, si tres de las naciones reconocidas en la CPE pierden su territorio como consecuencia de esta carretera?. ¿Que será de la cultura del bosque, de las pampas y los ríos?, ¿Dónde quedarán la Loma Santa, el arco y la flecha? ¿Que será de la cultura del país Pluricultural si solo quedan identidades fragmentadas y la memoria deshecha de su gente?. Y el país Plurilingüe ¿como se comunicará si enmudecen tres idiomas ¿Que les dejaremos y contaremos a nuestros hijos sobre los pueblos Mojeño, Chimán y Yuracaré? Seguramente habrá carretera pero nos quedaremos sin memoria.

    Los tres pueblos del TIPNIS nos hemos hecho estas preguntas el 16 y 17 de mayo en el último Encuentro de Corregidores de las 64 comunidades indígenas del territorio, y la respuesta ha sido única y sencilla, tal como usted mismo nos enseño al entregarnos el título: defenderemos nuestro territorio porque ahí está la raíz de nuestras vidas y el derecho a la libertad, ya que una carretera como la que se quiere imponer atenta a nuestra existencia, a lo último que nos queda de raíz.

    Y por estas mismas razones hermano Presidente, para evitar que se nos confunda, queremos ratificar en esta carta nuestro compromiso con el proceso de cambio que usted lideriza, dejando claro que no estamos contra el desarrollo del país, ni nos consideramos un obstáculo como algunos funcionarios nos acusaron a los pueblos indígenas; a pesar de que nunca se dieron el trabajo de explicarnos la clase de desarrollo al que se refieren, mucho menos nos preguntaron sobre las propuestas de desarrollo que nosotros planteamos como pueblos indígenas.

    Somos conscientes de la necesidad de desarrollo de nuestros pueblos y lo que esto representará para nuestro futuro. Pero insistimos en que este desarrollo no puede venir solo de arriba o de afuera, mucho menos imponerse como si nada hubiera cambiado estos años; debe salir del diálogo con la comunidad y su experiencia de vida, desde la gente que conoce su territorio, y que también sabe y tiene propuestas que aportar en esto que nos hemos propuesto juntos: el VIVIR BIEN. Ese es el desarrollo que buscamos. Creemos que así se podrá cumplir aquello que usted siempre nos recuerda: gobernar desde la base, gobernar obedeciendo.

    Para finalizar, hermano presidente; queremos dialogar con usted directamente y en persona sobre estas preocupaciones, porque hasta la fecha no hemos sido escuchados por los que tenían el mandato de hacerlo y empezamos a sentirnos de nuevo excluidos; pero estamos seguros que usted sabrá oír la expresión de nuestros pueblos y podrá comprender nuestras propuestas, porque somos parte del mismo territorio Plurinacional que es esta Bolivia que nos cunde en toda la extensión de su diversidad.