Showcase & Discover Creative Work Sign Up For Free
Hiring Talent? Post a Job

Bēhance

  • Pilcuán
  • La paz, la prosperidad y la salud reinaban desde hacia muchísimo tiempo en esta comarca de los Pastos, las armas yacían empolvadas y carcomidas por el orín bajo los aleros de las chozas; los arboles del campo y los sembríos producían los mejores frutos; y ningún indio padecía dolor o achaque. Todos, cuando morían se morían de viejos.

    Sin embargo sucedió un día que un indio de los que habitaban donde hoy se llama El Ato de la Cruz- bajo corriendo como loco y cayo muerto a la sangradera de la choza del cabecilla, esto se repetía un día y otro con los indios e indias. Los brujos y curanderos del lugar fueron llamados, pero ninguno podía explicar la causa de esa rara enfermedad. Las muertes eran cada vez mas frecuentes. Y el remedio no se descubría.
    Al fin, cuando ya habían muerto decenas, se dio con la causa, de las profundidades del río, un enorme monstruo en forma de serpiente reptaba lentamente sobre los peñascos matando a su paso con su aliento todo germen de vida.

    Sin pensarlo dos veces, Pilcuan el Valiente, se presento al jefe, ofreciéndose para matar al monstruo, el jefe descanso, conocía el valor y la temeridad de este vasallo, imploro sobre él el valor de los antepasados, le deseo suerte y le entrego el arma sagrada, tomóla con gozo Pilcuan el Valiente y partió con paso resuelto. Desde el Alto diviso al monstruo, era horrible, con grandes colmillos, y su pegajoso hálito maléfico ensombrecía la tierra a leguas de distancia.

    Se tapono Pilcuan las narices con tarugos de manguipaca, empuño el arma sagrada e hirió mortalmente al dragón. Sonrió de contento, orgullo y vanidad, pero el monstruo en sus estertores, dio un tremendo golpe al héroe con la cola y lo arrojo al abismo, el río lo recibió en un manto de espumas y dejo su cadáver a la orilla, en el paradisiaco lugar que lleva su nombre.

    La enorme serpiente se petrificó y puede admirarse en el sitio donde la hirió el valeroso Pilcuan.
    El arma sagrada no se ha encontrado aun.