Showcase & Discover Creative Work Sign Up For Free
Hiring Talent? Post a Job

Bēhance

  •  
    - ¿Y cómo llegar al corazón de esa otra ciudad?. Tras los años mi sugerencia es ésta: sopesa los pasos, los pasos del hombre, tus pasos.
    ¿ Tienes idea, siquiera aproximada, del valor de los pasos?
    Diste vacilando tus primeros pasos y, a no ser que mueras de repente, también te entregarás con pasos vacilantes.
    Entre ambos momentos, ¿Cuántos pasos habrás dado?. Centenares de miles, quizá millones. Sin ser consciente de ello, tus pasos han sido tu alfabeto para conversar con la tierra.[...]
    Un día me dije: pasea por las calles sin prestar atención a nada en concreto, ni a personas ni a objetos, como si tu única meta fuera sentir el firme del asfalto chocando con las suelas de los zapatos. Ese día empecé a dar importancia a aquel alfabeto. - 
    Rafael Argullol - Visión desde el fondo del Mar.
  •  
     
    Estas fotos reúnen kilómetros de pisadas entre valles, calles, montañas, veredas, faldeos, patios, casas y muchos otros espacios. Pero ante todo reúnen en su conjunto los paseos que di  por mi mundo interior.
    Los lugares pueden ser comunes, pero los sentidos no.
    Muchas veces salgo a caminar  sin ningún objetivo como meta más que el propio caminar. Así noto que esto me permite ser más perceptible a las cosas que van sucediendo a mi alrededor:  no trato de controlar con mi racionalidad los procesos que van sucediendo, sino que intento dejar que las cosas emanen su mensaje y  su propia esencia. 
    Intento volver a mirar como lo hacen los niños, con la mirada cargada de ingenuidad,  y así la caminata se llena de encuentros más que de búsquedas. Y en cada encuentro se da un sentido.
     Todos se vuelve nuevo y mayor si cargamos la mente con el filtro de la ingenuidad: Los paisajes se abren, las calles se vuelven valles y los valles océanos. 
    La mirada se amplia y se prepara para descubrir todo lo que de la espera surge.
    Por suerte soy del sur, y sus territorios son el gran escenario de mis convicciones, este territorio desolado es una gran sala terapéutica  que me permite ver  todo como un gran vacío, todo como un gran lienzo en blanco sobre el cual comenzar a pintar con la luz.
     
     
    These pictures gather together miles of footsteps between valleys, streets, mountains, sidewalks, backyards and many other spaces. Some places might seem ordinary, but that doesn't mean their meaning is. 
    I go out walking without any particular reason but the walking itself. This allows me to become more perceptive towards my surroundings: I allow myself to read the hidden messages of the world instead of controlling them with the racionality of my thoughts. 
    I try to look through the eyes of a child, eyes full of ingenuity, and so the walk is full of encounters than searchs.
    Everything becomes new and higher if we look through the veil of ingenuousness: the sceneries open themselves, the streets become valleys and the valleys become oceans. The gaze becomes wide and prepared to discover all the secrets risen from expectancy.
    Luckily, im' from the south, and it's landscapes are the great scenarios of my own convictions. The infinite miles are my own therapeutic space, where I can see the world as an empty canvass. 
    Now it's my time to begin to paint with light..
     
    Francisco  Provedo Fotografía - Julio 2012