Showcase & Discover Creative Work Sign Up For Free
Hiring Talent? Post a Job

Bēhance

Las Maneras del Decir - Proyecto web

  • 19
  • 0
  • 0
  • LAS MANERAS DEL DECIR es una idea que tiene tiempo rondando mi cabeza. Había dejado de escribir muchas cosas que me gustaban. Peor aún, las escribía pero las dejaba relegadas en archivos e impresiones que se pierden (siempre se pierden), por más que uno haga un esfuerzo de guardar todo lo que puede de lo que uno hace.
    El oficio se terminó comiendo todo. Los días de periodismo, los días de edición y producción de cientos de productos, los proyectos magnánimos a los que uno les dedica horas enteras de esfuerzo y experticia y que dejan sin aliento a cualquiera. Todo siempre es más importante. Llega también el momento en el que la independencia personal también tiene sus sacrificios en el tiempo: la casa, los pagos, las cosas por hacer, todo eso en lo que uno se tiene  que encargar para que la vida tenga algo de dignidad.
    Pero digamos que recibí una epifanía, como comentaba el otro día a unos amigos. No fue la bajada de uno de los dioses del Olimpo, tampoco fue una luz cegadora en una noche sin luna. No, fue un conjunto de hechos que desde abril del año pasado terminaron desembocando en una puñalada por la espalda que me hizo reflexionar muchas cosas, entre ellas, el asunto del hacer… como para quién trabajo, para qué trabajo, por qué trabajo y de que sirve lo que hago. En definitiva, el asunto es que como todos, sé muchas cosas, pero el germen de cualquier cosa que decida hacer parte de una: lo que aprendí a través de todos estos años  es leer y escribir, más allá de lo funcional… Lo que sé hacer es escribir.
    No se trata de lo que hagas, se trata de la manera en como lo hagas, por ello las palabras bonitas e intencionalmente ordenadas son mi pasión: por eso me gusta el periodismo político, por eso me gusta escribirle discursos a la gente (algunos se han bañado de aplausos con discursos míos… tengo que cantar mis goles de vez en cuando), por eso me gusta la poesía… porque con ella fue que aprendí en la práctica esa frase potente del Gabo:
     
    Si te alcanza la inspiración algún día, por lo menos que te encuentre trabajando…
     
    Por esa razón, realmente podría pensar que esto lo hago por mis amigos, mis hermanos, mis panas que les agrada leer esas cosas que tengo que decir de vez en cuando, hasta por el mismo Gustavo, que anda por ahí haciendo lo suyo. Realmente lo hago por mí, por mi necesidad de reencontrarme con eso que soy.
    Este es un momento interesante para recomenzar muchas cosas, porque cuando uno va en picada, las cosas buenas llegan más rápido. Bienvenidos a mis poemas, a mis cuentos, a todo eso que no es periodismo. Esto es para todos ustedes, pero realmente, es para mí.