Showcase & Discover Creative Work Sign Up For Free
Hiring Talent? Post a Job

Bēhance

CaCu

  • 243
  • 7
  • 0
  • CaCu (2011)
    San Pedro Garza Garcia, N.L., Mexico
  • LA CULTURA DEFINE NUESTROS MODOS DE VIDA Y TRADICIONES, DEFINE NUESTRO ENTENDIMIENTO DE LO QUE NOS RODEA Y DE LO QUE SOMOS.

    La responsabilidad de las instancias de gobierno por dotar de espacios físicos que promuevan y fomenten la diversidad cultural local justifica la necesidad de tener casas de cultura que sirvan de vinculo cultural para la población de nuestras comunidades. Las casas de la cultura tienen como objetivo, además de la promoción cultural local, hacer accesible a todos los sectores económicos, sociales y demográficos actividades artísticas y culturales para ayudar a la cohesión social mediante el fomento del pluralismo, el dialogo entre diversidades culturales y la sensibilización de nuestra conexiones como individuos sociales. Las actividades de una casa de la cultura debe estar actualizada a tiempos modernos donde no tan solo la exposición de obra artística, cursos o el brindar de un espacio para representaciones artísticas cumplen con su misión final. Nuevas formas de entender y relacionarnos con el arte deben ser parte fundamental de lo que es una Casa de la Cultura.

    La Casa de la Cultura de San Pedro requiere de espacios eficientes y flexibles que brinden la oportunidad de realizar de mejor manera actividades culturales, que se aumente el numero de usuarios y que se atraiga aquellos sectores poblacionales que actualmente no la frecuentan. El factor determinante que justifica la necesidad de mejorar y rehabilitar específicamente la Casa de la Cultura de San Pedro es la cuestión demográfica de sus usuarios. Según el INEGI el municipio de San Pedro Garza García cuenta con una demografía poblacional mayoritaria al 2005 de personas entre 20 a 24 años con el 10.95% y contrariamente la Casa de la Cultura de San Pedro recibe en promedio, en sus cursos y actividades culturales, a sólo el 20% de este sector poblacional. Los asistentes a la Casa de la Cultura de San Pedro son mayoritariamente personas con muy poca edad o mayores de 50 años; es necesario generar los medios para atraer a público y creadores jóvenes que vitalicen un espacio que obligadamente debe ser gestor de nuevas tendencias y generador de nuevos talentos. Una intervención arquitectónica que enfatice estas cualidades puede ser uno de los factores que sume para que esto suceda.