Showcase & Discover Creative Work Sign Up For Free
Hiring Talent? Post a Job

Bēhance

JShare
Project Views
297
Appreciations
21
Followers
52
Following
606
“¡Dios mío! -pensó-. ¡Qué profesión tan dura he elegido! Un día sí y otro también de viaje, los esfuerzos profesionales son muchos mayores que en el almacén de la ciudad, y además se me ha endosado este ajetreo de viajar, el estar al tanto de los transbordos del tren, la comida mala y a deshora, una relación humana constantemente cambia… Read More
“¡Dios mío! -pensó-. ¡Qué profesión tan dura he elegido! Un día sí y otro también de viaje, los esfuerzos profesionales son muchos mayores que en el almacén de la ciudad, y además se me ha endosado este ajetreo de viajar, el estar al tanto de los transbordos del tren, la comida mala y a deshora, una relación humana constantemente cambiante, nunca duradera, que jamás llega a ser cordial. ¡Que se vaya todo al diablo!”.

Gregorio Samsa en La Metamorfosis
de Franz Kafka.

Ser diseñador es una profesión muy dura, aunque no tanto como otras, que implican un mayor esfuerzo físico. Intelectualmente frustra, obsesiona, agota, e incluso puede hacerte perder los nervios. Es un nunca acabar y un volver a empezar continuo. Disparar un revólver y acertar en el centro de la diana requiere mucha puntería y para lograr este objetivo tendemos a crear un estilo personal que nos defina, nos identifique y nos distinga sobre el resto, como si fuéramos una marca. Yo prefiero adaptarme, al proyecto, al cliente; al mensaje.

Para llevar a cabo mis proyectos suelo recurrir al estímulo que me proporcionan otros diseñadores; me siento atraído por el trabajo de profesionales con estilos muy diversos, desde Massimo Vignelli hasta David Carson, pasando por muchos otros. Todos forman parte de mi cultura visual y con la evolución de mi aprendizaje me ayudarán a crear un estilo propio, que no se identifique por las formas, colores, o tipografías que use, si no por mi profesionalidad, mi creatividad y mi persistencia.

Hay un refrán que dice: aprendiz de todo, maestro de nada. Mi interpretación de este proverbio es positiva, al contrario que la que suele atribuírsele. Pues define a una persona polifacética, autodidacta, preparada y abierta al mundo.

Sin duda, ser diseñador es una profesión muy dura, pero si alguien me preguntara: ¿Si te lo puedes permitir y si el dinero no fuera un problema, continuarías diseñando? Sin lugar a dudas, respondería que si. Read Less
  • Designer
    Saffron Brand Consultants — Madrid, Spain
  • Designer
    Sendin & Asociados — Madrid, Spain
  • Designer
    Limite Comunicacion — Madrid, Spain
View Full Resume →
Member Since: Sep 7, 2011